10 de enero de 2019
10.01.2019

Senegal, el país de la sonrisa

Concepción Urdampilleta presenta mañana un libro sobre los inmigrantes senegaleses, "de profunda humanidad"

10.01.2019 | 02:35
Concepción Urdampilleta, durante una charla en Luanco.

La estancia de dos meses en Senegal en el año 1999 para colaborar en un proyecto de alfabetización marcó para siempre a Concepción Urdampilleta Fernández, profesora del instituto Alfonso II y autora del libro "La inmigración senegalesa en Asturias" que presenta mañana, viernes (19.30 horas), en el Centro de Servicios Universitarios de Avilés. Junto a ella participarán en el acto el filósofo y profesor de la Universidad de Oviedo Alberto Hidalgo, director de la tesis doctoral que realizó sobre el mismo tema de la publicación, y El Hadji Gaye, trabajador senegalés radicado en España.

Aquella experiencia vivida a finales de los años noventa y la vinculación que a partir de entonces estableció con la ong Asturias acoge, estrechamente relacionada con la población senegalesa asentada en la región, le llevó a ahondar en el tema de la inmigración y a profundizar en el citado país africano y a conocer cómo son las personas que dejaron atrás sus hogares en busca de un futuro mejor. A la hora de señalar algunos aspectos, Concepción Urdampilleta Fernández destaca el carácter pacifista de los senegaleses, que viene marcado, dice, "por la vertiente espiritual del islam que practican, que son místicos". Asimismo, apunta el trato afable. "Senegal es el país de la sonrisa y de la teranga, la hospitalidad, son personas muy acogedoras en el aspecto físico y también del alma; tienen una profunda humanidad", apunta la profesora.

Urdampilleta indica que en Asturias residen cerca de 1500 senegaleses, la mayoría en Oviedo, seguido de Gijón y Avilés. "Forman una población estable y tienen una vida muy rica que no vemos, de reuniones y ritos cuando nace un niño, se casan, mueren o celebran las fiestas religiosas", concluye.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook