12 de enero de 2019
12.01.2019

Salud congela la ampliación del Hospital de Avilés, pero potenciará la geriatría

El presupuesto del centro sanitario de Cabruñana es de casi 8 millones de euros, un 4% más que en 2017: "El futuro es halagüeño, de nuevos retos"

12.01.2019 | 01:56
Por la izquierda, Mariví Monteserín; el director del Hospital de Avilés, José Menéndez Guerra, saludando al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, y el gerente del Hospital San Agustín, Enrique González.

La Comisión Permanente de Patrimonio del Principado dio el visto bueno hace ahora un mes a la ampliación del Hospital de Avilés para incrementar la prestación de servicios asistenciales, una reivindicación de la Fundación que lleva ya quince años coleando. Pero el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, prefirió ayer hablar de potenciar el servicio de geriatría que de meter piqueta en las inmediaciones del antiguo sanatorio que abrió sus puertas en Cabruñana allá por 1927. Aunque no descartó obras en un futuro, Del Busto se centró en el presente, que pasa por dejar el centro como está, en lo que a infraestructura se refiere, y la atención puesta en los pacientes envejecidos, la pluripatología, la polimedicación y la cronicidad.

El Hospital de Avilés es un motor de la sanidad local. A la importante actividad asistencial -el pasado año 2018 se contabilizaron 2.500 intervenciones quirúrgicas, más de 3.000 consultas y casi 6.000 pruebas diagnósticas, según Del Busto- hay que sumar el trabajo geriátrico, con unos 1.200 pacientes anuales y una importante demanda de plazas. Esto precisamente llevó hace más de una década a la Fundación a proponer la construcción de un hospital de día anejo. El proyecto anduvo a trompicones, y en varias ocasiones quedó en el aire por falta de dinero. En estos años el único espacio que ha ganado el Hospital ha sido el que dejaron las monjas de la congregación de las Siervas de Jesus tras su marcha en 2016.

"No hay ninguna ampliación pendiente aunque todas están contempladas. A finales del año pasado se firmó el convenio que incluye modificaciones importantes que tienen que ver con el envejecimiento de la población. Este hospital como la Cruz Roja de Gijón, el Monte Naranco de Oviedo y el Hospital Adaro (Langreo) tienen un gran futuro y una gran situación para cubrir las eventualidades conjuntamente con nuestros hospitales, todo ello sustentado evidentemente por nuestra excelente red de Atención Primaria, que es donde centramos la accesibilidad y la cercanía al ciudadano", subrayó el Consejero. Dijo más: "Hemos analizado los resultados del año pasado y hemos estudiado qué es exactamente lo que necesitamos. En concreto hemos trabajado mucho con el tema de la geriatría, para adecuarla a un tratamiento más acorde al siglo XXI. Por eso el futuro es de nuevos retos, halagüeño, el reto de una población que vive más años porque tiene una buena sanidad".

Si bien el Hospital de Avilés se quedará como está, Francisco del Busto valoró que el presupuesto para el centro de Cabruñana ha aumentado un cuatro por ciento respecto al de 2017 y es de casi ocho millones de euros. "Queremos que este hospital, como todos, trabaje en red y de apoyo a todo el Principado de Asturias", concluyó Del Busto en una visita a este centro que es el brazo derecho del Hospital Universitario San Agustín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook