16 de enero de 2019
16.01.2019

Decenas de trabajadores se movilizan en Madrid en apoyo de los negociadores

En la concentración se vivieron momentos de tensión ya por la noche, cuando la Policía Nacional impidió un corte de carretera

16.01.2019 | 02:40
Trabajadores de Alcoa, ayer, en Madrid

Varias docenas de trabajadores de Alcoa se concentraron ayer delante de la sede del Servicio Público de Empleo Estatal en Madrid, escenario de la que estaba llamada a ser la última reunión de la empresa con los representantes sindicales. Un autobús y dos vehículos particulares partieron a las seis y media de la mañana y poco después del mediodía llegaron a su destino donde les aguardaba un contingente policial de tres furgonetas de la Policía Nacional preparado para prevenir incidentes que, durante las primeras horas, no pasaron de la explosión aislada del algún petardo y el encendido controlado de un par de bengalas. Mientras el contingente asturiano seguía desde las inmediaciones las informaciones que desde dentro de la sala de negociación se filtraban en los recesos, los trabajadores de la factoría de La Coruña se dirigieron primero al cercano Ministerio de Industria y más tarde al Congreso de los Diputados donde se reunieron con algunos congresistas de En Marea para, ya por la tarde, unirse a la concentración de los asturianos.

Durante las largas horas de espera, los congregados lanzaron consignas como "Alcoa no se cierra", "Aluminio español, no americano", "Intervención", "Que se vayan", "Échale huevos, Pedrito", "Fuera yanquis, partida de mangantes" o "Maroto, dimite, Asturias no te admite". Durante la concentración, varios transeúntes y vehículos que transitaban por la adyacente calle Costa Rica, mostraron su apoyo a los trabajadores con palabras de ánimo y toques de claxon.

Ya por la noche se llegaron a vivir momentos de tensión. Los trabajadores se lanzaron a cortar la carretera y la Policía Nacional intervino. El incidente provocó un receso. Representantes de los comités de empresa salieron a la calle para calmar los ánimos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook