24 de enero de 2019
24.01.2019
La Nueva España

Un barco con destino a Avilés queda a la deriva y pide ayuda a la altura de Lugo

24.01.2019 | 02:41
Un barco con destino a Avilés queda a la deriva y pide ayuda a la altura de Lugo

El mercante "Muros", de 90 metros de eslora, se salvó la madrugada del miércoles de una complicada situación cuando se dirigía al puerto de Avilés, donde tiene previsto embarcar un cargamento de espato flúor. El barco, procedente de Aveiro (Portugal), había fondeado en Viveiro (Lugo) a sabiendas su capitán de que el servicio de practicaje en el puerto de Avilés estaba suspendido por el temporal y, por tanto, tratar de entrar en la ría sería una temeridad. Durante el fondeo, el buque se quedó sin máquinas por una avería y quedó a merced del fuerte viento, que le acercó peligrosamente a una zona de piedras pese a tener el ancla echada. A la petición de auxilio acudieron los servicios de salvamento marítimo de Galicia y el buque comercial "Sertosa Treinta", el más próximo al "Muros", que fue el que logró hacer firme un remolque que llevó al barco en apuros a la seguridad del cercano puerto de Celeiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook