28 de enero de 2019
28.01.2019
La Nueva España

El juicio de Quintanas de Chacón se anula al no ser competencia del Juzgado de lo Penal

El proceso vuelve a instrucción para convocar una nueva vista oral con un jurado popular

28.01.2019 | 10:30
Fachada de los Juzgados de Avilés.

El esperado juicio de Quintanas de Chacón que daba comienzo esta mañana, finalmente no se celebrará. A primera hora de esta mañana, los imputados Enrique Bueno, exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Corvera, y Ramón Menéndez Chaves, secretario municipal, acudían al Juzgado Penal número 4 de Avilés, pero tras una reunión previa entre la juez titular de la sala y los abogados de defensa y acusación, la vista se ha considerado nula. "Los delitos de cohecho y de negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos son competencia del Tribunal de jurado y por tanto esta sala no tiene competencia para juzgar los hechos", señaló la juez, tras la petición de ambas partes de la nulidad de la vista. El exconcejal afronta tres años y medio de cárcel, por presuntos delitos de cohecho y negociaciones prohibidas a los funcionarios públicos, y el secretario, uno, por negociaciones prohibidas.

El proceso judicial vuelve por tanto al Juzgado de Instrucción para que se abra una nueva vista oral, en este caso, con jurado popular. "El resto del procedimiento, tanto la instrucción y la defensa previa de los acusados han sido impecables por lo que seguirán siendo válidos", explicó la juez. El error ha sido propiciado por lo largo y complicado del proceso. En un primer momento, la acusación imputaba a ambos imputados varios delitos más, por lo que el juicio tenía que ir por vía penal; sin embargo, de esa lista de delitos solo han quedado el de negociaciones prohibidas, que se imputa tanto a Bueno como a Chaves, y el de cohecho, en este caso, solo al exconcejal. Estos dos delitos tienen que ser esclarecidos por un jurado popular.

La causa pone en entredicho las negociaciones tanto del Plan Urbano como la negociación de un convenio con un constructor en Quintanas de Chacón, la principal entrada a Las Vegas. Se trata de una zona de calles estrechas que forman un embudo que dificulta el tráfico, y que, según el Ayuntamiento, no se ha podido reurbanizar debido al proceso judicial. Las acusaciones particulares, entre las que se encuentra el promotor inmobiliario, y el Ministerio Fiscal acusan a Bueno de participar en la aprobación del Plan Urbano pese a que tiene una propiedad en Quintanas de Chacón, que se revalorizaría -la defensa asegura el valor de la vivienda no aumenta con la recalificación-, además de paralizar presuntamente el convenio con el promotor al no satisfacer éste la cifra que el edil de Urbanismo pedía por su finca -un hecho que niega por completo el exedil-. En cuanto a Chaves, acusación particular y Fiscalía, consideran que pudo favorecer estas prácticas presuntamente ilegales del concejal con sus informes. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook