28 de enero de 2019
28.01.2019
La Nueva España

El número de licencias urbanísticas repunta un 12% gracias a las reformas

Los permisos relacionados con la actividad comercial y hostelera ascienden hasta los 840, el mejor dato de la última década

28.01.2019 | 02:36
El número de licencias urbanísticas repunta un 12% gracias a las reformas

Tras años de caídas, el sector de la construcción repunta en Avilés. Así lo refleja, al menos, el balance de las licencias urbanísticas concedidas por el Ayuntamiento de Avilés el año pasado: 974, un 12 por ciento más que en el ejercicio anterior. La mejora se debe, sobre todo, al incremento de obras de reformas en fachadas, cubiertas y en el interior de las viviendas, ya que la construcción de edificios colectivos apenas tira: dos permisos en 2018 frente a uno en 2017. Eso sí, se hacen más viviendas unifamiliares: once el año pasado por las seis del anterior.

"No es un crecimiento enorme, pero es para estar contentos", valora Manuel Campa, concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Avilés. La previsión es que en 2019 esta situación se mantenga, al menos en la concesión de permisos para nuevos edificios colectivos. "Igual al final hay alguno más, pero hay que esperar a que empiecen los trámites", añadió Campa.

El 2018 también fue un buen año para la actividad comercial, con un incremento de las licencias del 11 por ciento, hasta 840, el mejor dato en lo que va de década. "Crecimos en la apertura de bares, cambios de titularidad, terrazas... La sensación en la calle no es mala. Es cierto que hay bajos comerciales cerrados, pero no son nuevos, y además se están dando cambios de ubicación de algunos comercios. La situación no empeora respecto al año pasado", apuntó el concejal de Promoción Económica.

Según los datos municipales, el año pasado se produjeron 138 aperturas de bares y comercios por las 109 de 2017. También hubo un importante movimiento de cambios de titularidad: 197 por los 183 del año anterior. Respecto a las terrazas hosteleras, los responsables de los locales solicitaron en 2018 un total de 86 permisos por los 62 de 2017. El resto de las licencias de actividad están relacionadas con las obras realizadas en los establecimientos hosteleros y comerciales: 416, un 3,4 por ciento más.

En Avilés, la concesión de licencias es rápida si todos los papeles necesarios están "correctos". "Los permisos para obras menores son casi inmediatos si está todo bien. Tardan entre uno y tres días", explicó Manuel Campa. Los plazos se dilatan un poco más si no son obras menores y no es necesario pasar el reglamento de actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas (Raminp): entre quince días y un mes. "Si el proyecto tiene que tener Raminp, el plazo sería de dos meses si tiene que ir al Principado y de en torno a un mes si es el reglamento municipal", abundó el concejal. Eso sí, estos plazos si la documentación es correcta. "Cuando hay problemas en el papeleo es cuando se alargan los trámites. No obstante, estamos satisfechos con los tiempos de respuesta primarios y más con la cantidad de personal que tenemos", declaró Campa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído