29 de enero de 2019
29.01.2019
CASTRILLÓN

La placa que acabó en la cuneta, a salvo

El médico López Rivas recupera el distintivo que dejó olvidado, tras una comida de IU, en el capó del coche y una joven encontró en la carretera

29.01.2019 | 02:59

Izquierda Unida celebró el pasado sábado su tradicional comida de Año Nuevo en un restaurante de Santa María del Mar. Más de 70 militantes, simpatizantes y cargos públicos, como la alcaldesa, Yasmina Triguero, participaron en el ágape en el que la coalición entregó varias placas de reconocimiento a afiliados mayores de 70 años por su labor. Pero no todos los galardonados llegaron a casa con la placa. Fue el caso del médico Laureano López Rivas, que aún no ha podido colocar la distinción en la repisa porque la perdió por el camino.

Una joven encontró su placa el mismo sábado "en la carretera de Santa María del Mar" y lo anunció a través de un perfil en redes sociales dedicado a objetivos perdidos. Después, la depositó en las dependencias de la Policía Local en Piedras Blancas. "La tengo en el despacho para que Laureano la recoja cuando pueda", señaló ayer la Alcaldesa. La distinción reconoce "toda una vida dedicada a la lucha por la libertad y los derechos de las personas más necesitadas".

"Cuando salimos de la comida, Laureano recogió varias cosas en el coche y la placa la dejó en el capó, se despistó y arrancó el coche sin recoger la placa que fue cuando se cayó", explicó la Alcaldesa. López Rivas se encontraba ayer fuera de Asturias y cuando vuelva recogerá el distintivo. "No pasó nada, al salir de la comida se me cayó", explicó a este periódico. Además, se mostró contento porque sabe que el reconocimiento de sus amigos y compañeros está ya a buen recaudo depositado en el despacho de la Alcaldesa.

"Las distinciones la concedemos todos los años a los militantes que llevan mucho tiempo trabajando con gran dedicación personal en IU", explicó la Alcaldesa. Además de López Rivas, este enero recibieron las placas, entre otros, su esposa, la cardióloga Feli Catalán; el presidente de la asociación Banda de Gaitas de Castrillón-L'Alborcer, Ernesto García; la escritora, colaboradora de LA NUEVA ESPAÑA y exconcejala, Esther García; el histórico militante de IU, José Antonio Valdés; y Ana Suárez, viuda de Guillermo Ballina, dirigente del Partido Comunista, CC OO e IU, que también fue concejal en el Ayuntamiento de Castrillón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído