Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emigrantes víctimas de explotación sexual llevarán su historia a la escena teatral

La actriz y directora avilesina Ximena Vera lidera la iniciativa: "Las artes escénicas son una herramienta poderosa para curar heridas comunes"

Ximena Vera.

Ximena Vera. ERNESTO REGUERA

"Las artes escénicas son una herramienta poderosa para curar heridas comunes". Esto lo dice la actriz y directora avilesina Ximena Vera, que vuelve a los ruedos porque encabeza el proyecto teatral "Un cuerpo propio" que seleccionó La Caixa dentro la iniciativa "Art of change": seis mujeres emigrantes que fueron víctimas de explotación sexual se preparan para salir a escena. "Eso sucederá después del verano. Por el momento estamos recogiendo material. Falta ordenarlo. Vamos a componer un montaje de teatro documento en el que la palabra, la música y los cuerpos de las participantes asumirán todo el protagonismo", recalca Vera, que atendió la llamada telefónica de LA NUEVA ESPAÑA

Las seis mujeres que colaboran con Vera en "Un cuerpo propio" ya están reinsertadas, dice Vera. Proceden de Brasil, Nigeria, República Dominicana y Ecuador. La mayor tiene sesenta años y la más joven, veinte. "Lo que pretendemos es llevar a escena su viaje vital. La explotación sexual es un episodio más de esa peripecia. Lo que buscamos es que ellas mismas sean quienes tomen la palabra con el fin de crear una narrativa propia. No hablamos de 'Pretty woman', eso forma parte de una narrativa que han escrito los hombres. Ellas hablan de la prostitución porque es algo que vivieron personalmente, no algo referido", apunta la actriz y directora de "Mujeres de paciencia salvaje" o de "Nobilmente", dos espectáculos producidos por la compañía de Vera que pasaron por Avilés (el primero por el Valey de Piedras Blancas y el segundo se representó en el teatro Palacio Valdés).

"Un cuerpo propio" comenzó a tomar forma este pasado mes de noviembre. "Cada quince días vuelvo a Avilés", comentó Vera. "Colaboro con la asociación Apramp, que llevan muchos años trabajando con mujeres que han pasado por la prostitución. En este movimiento de renacimiento del feminismo me parece que las mujeres explotadas sexualmente están olvidadas", explica la actriz, que aplaude el "extraordinario trabajo" que está llevando a cabo la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp). "Me puse en contacto con Esther Rodríguez, la presidenta. Le presenté la propuesta y empezamos a movernos", cuenta Vera.

La sede de Apramp acoge los ensayos. "Hemos tenido hasta el momento tres encuentros. Son mujeres muy carismáticas, con gran talento. Ellas no se conocían entre sí, aunque viven en Avilés. Estamos moviéndonos desde el cuerpo. Empezamos con sesiones de yoga, con búsqueda de bienestar en los cuerpos. Pero esto es el principio. Vamos a pasar a improvisaciones, todo con el fin de ir sumando material para el espectáculo mayor", explica la actriz y directora.

La actriz Ximena Vera combina el desarrollo de los talleres con la representación de su último espectáculo: "Mujeres de paciencia salvaje". El teatro de las Culturas, en Lavapiés, acoge nuevas representaciones entre los próximos 9 y 24 de febrero.

Compartir el artículo

stats