07 de febrero de 2019
07.02.2019

Un proyecto espumoso

"Vinimos a Asturias en busca de tranquilidad", afirma Kike Flores, primer fabricante de cerveza artesanal de la comarca

07.02.2019 | 02:57
Manuel González y Ramón González, de bodegas Taranco, y Kike Flores, en la nave en la que se instalará la fábrica.

Corvera contará en breve con la única fábrica de cerveza artesanal de la comarca. Kike Flores y su familia se han decidido por instalar su empresa en el polígono Sánchez Cima, en la carretera a Trubia, después de que la que tenían en Santullano (Las Regueras) desde hace apenas un año y medio se les quedara pequeña. "Vinimos desde Barcelona a Asturias en busca de tranquilidad y nos instalamos en Santullano, pero la demanda ha crecido y tenemos que mudarnos. Hemos llegado a un acuerdo con Bodegas Taranco, que tiene su sede en el polígono corverano, creamos una sociedad juntos y nos instalaremos con ellos", explica Flores, que fabrica cerveza junto a su mujer Isabel Haro y su hijo Yulen Flores.

La familia elabora la cerveza bajo la marca "Dai Brewery", un nombre mezcla entre asturiano e inglés. "Dai viene del verbo dar en asturiano y brewery es cervecería en inglés", señala el fabricante. Ese toque asturiano lo tuvo desde el nacimiento de la marca en Santullano. "Yo trabajaba en el mantenimiento de la fábrica del que creo es el mejor cervecero de Barcelona. Mi mujer tiene a su familia en Grado y cuando nos lanzamos a la aventura de fabricar nuestra propia cerveza fue cuando decidimos venirnos a Asturias", explica Flores.

En Santullano tenían una fábrica-pub donde comercializaban los doce tipos de cerveza que tienen en su carta, cuyos nombres dependen del origen de los ingredientes: "Tienen que ver con algo como una fecha o una peculiaridad. Tenemos una que se llama 'A degüellu' porque tiene muy poca graduación y se puede beber en mucha cantidad".

"Nos empezaron a pedir la cerveza en otros establecimientos y la instalación se nos quedó pequeña y no dábamos abasto para atender el local, así que, aquí estamos, con otro nuevo proyecto en apenas dos años", afirma el fabricante. La nueva nave en Corvera ya está habilitada, solo queda transportar las máquinas para que la producción de la primera cerveza corverana empiece. "Seguimos con los trámites burocráticos y esperamos que las máquinas lleguen entre esta semana y la próxima y en cuanto tengamos todos los permisos arrancaremos", sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído