17 de febrero de 2019
17.02.2019

El tráfico a Castrillón desde la entrada por la "Y" se desvía por un nuevo viaducto un mes

Las obras de los accesos al parque empresarial, que finalizarán en un mes y medio, obligan a reordenar la circulación a partir de mañana

17.02.2019 | 01:00

El remate de las obras de los nuevos accesos al Parque Empresarial Principado de Asturias (PEPA) afronta su recta final y obligará a reorganizar el tráfico en la entrada a Avilés por la "Y" a partir de mañana. La circulación en la autovía quedará reducida a un único carril desde el enlace de Parque Astur y los vehículos que se dirijan hacia Castrillón y el Occidente asturiano por la variante se tendrán que desviar por el nuevo viaducto que sobrevuela la carretera AS-392 (el que conectará el PEPA con la Variante) para llegar a la nacional. Esta reorganización del tráfico se prolongará durante casi un mes, mientras se desarrollan los últimos trabajos en la mediana entre el punto de encuentro entre la "Y" y la Variante. La velocidad estará limitada a 60 kilómetros por hora.

Las obras de los nuevos accesos al principal polígono de la comarca, que cuestan a las arcas regionales cerca de 28 millones, entran en su recta final. Finalizarán en un mes y medio, anunció ayer el consejero de Infraestructuras Fernando Lastra, que visitó la zona junto a la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, y personal técnico. Para poder ejecutar esta obra hubo que hacer muchos desvíos de tráfico y son muchos los conductores que han protestado por la que consideran una señalización inadecuada. "Hemos recibido críticas injustas. Los desvíos se ajustan a lo que marca la normativa de carreteras de señalización en obras. Otra cosa es que la gente no haga caso a la señalización. Pero en esta obra se cumple la normativa a rajatabla. Este no es un tema de seguridad vial solo para el tráfico de la autovía, sino también para la gente que trabaja en la obra. Pido encarecidamente que la gente respete la señalización.", apuntó Flavio Valperga, jefe de servicio de la Consejería de Infraestructuras.

La conexión directa de la "Y" con el PEPA culminará en una rotonda en la calle Curtidores, aún por construir pero cuya ejecución no reviste complejidad. Ahí acaba el proyecto que ejecuta el Principado. Quedará por adecentar el enlace entre esa glorieta y la avenida de la Siderurgia, si bien desde las administraciones sostienen que será una "actuación mínima" y que posiblemente requerirá de un convenio entre las partes afectadas.

La ejecución del presupuesto de la obra supera ya el 90% y las siete estructuras ubicadas en los distintos ramales de acceso están ya terminadas. Ahora se trabaja en la ejecución del firme, la red de drenaje, la instalación de sistemas de contención de vehículos y pantallas contra el ruido (suman más de dos kilómetros), la hidrosiembra de taludes, las plantaciones arbóreas y las capas de rodadura en los sectores que ocupan la mediana de la antigua autovía (la AI-81, ahora AS-392). Las labores más delicadas se ejecutan en este entorno y son la causa de la reorganización del tráfico.

"En mes y medio la obra estará concluida y habremos dado un paso en la solución a los accesos de la margen derecha del Puerto de Avilés. Este es el año de Avilés", aseveró Lastra, que recordó la década de retraso que acumula el proyecto y que se desbloqueó con su llegada a la Consejería. "El año pasado la desbloqueamos, hemos trabajado muy bien con el Ayuntamiento y hemos encontrado una solución con el Ministerio que nos permite ahora tener la obra casi acabada", dijo.

Monteserín destacó que la nueva y esperada infraestructura "da servicio a esa vocación industrial que tiene Avilés, da acceso a la margen derecha del puerto y sacará mucho tráfico rodado del centro de la ciudad". "Queremos un Avilés industrial pero también más sostenible y esto contribuye a ello", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído