Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos urgen la apertura del camino de Piemonte, cerrado en febrero por un argayo

Azsa, que reparó hace un año un desprendimiento en la misma zona de la ladera de Pinos Altos, dice que le corresponde hacer la obra al Ayuntamiento

Una señal prohíbe el paso por el camino de Piemonte.

Una señal prohíbe el paso por el camino de Piemonte. JULIÁN RUS

Los vecinos urgen la apertura del camino de Piemonte, que comunica Salinas con San Martín de Laspra, cerrado desde hace casi dos meses por un argayo en la ladera de Pinos Altos. Los desprendimientos se produjeron en la misma zona en la que el año pasado arroyó gran cantidad de tierra a la calle Luis Treillard, atemorizando a los residentes. Asturiana de Zinc (Azsa) invirtió el año pasado 167.000 euros en los trabajos de limpieza y estabilización de la ladera. Ahora, la empresa sostiene que el desprendimiento de hace varias semanas debe ser reparado por el Ayuntamiento de Castrillón. Mientras los técnicos municipales determinan la propiedad de los terrenos, los vecinos temen que sigan produciéndose desprendimientos de tierra y árboles.

El camino de Piemonte es uno de los accesos peatonales y para ciclistas al área recreativa de Pinos Altos y a un tramo de la Senda Norte. "No está prohibido circular en coche y algunos vecinos de San Martín de Laspra suelen acceder a sus viviendas por esa vía. El año pasado estuvo meses cerrado por el argayo y las obras y esta vez ya llevamos dos meses de cierre", señaló Dolores Pérez, usuaria del camino.

Los vecinos temen que si vuelven a producirse fuertes lluvias continúen los desprendimientos y reclaman que se instale una red de protección para evitar que la tierra llegue a los edificios y a la calle Luis Treillard. "La empresa puso el año pasado una malla de protección y, a la vista de lo que siguen los argayos debería ponerse en toda la ladera", afirman los afectados.

Compartir el artículo

stats