Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio de una traición

Los cofrades del Beso de Judas llevan una saca con monedas, pero pocos meten las 30 que según la Biblia cobró Iscariote

Una cofrade muestra las monedas, en su caso pesos argentinos, que lleva en la talega.

Una cofrade muestra las monedas, en su caso pesos argentinos, que lleva en la talega. JULIÁN RUS

En su ánimo de recrear con el mayor realismo posible el episodio bíblico que da nombre a su hemandad -"El beso de Judas"-, los cofrades que protagonizan la procesión matinal de Jueves Santo llevan colgada de los cayados en los que se apoyan una talega (saca de arpillera), un objeto que es el antecedente de las actuales billeteras. En su interior deberían de ir 30 monedas, las mismas que cobró Judas Iscariote por traicionar a Jesucrito, pero sorprendentemente pocos son los cofrades que llevan tal cantidad. Algunos, de hecho, hasta van con la saca vacía. En cuanto a la elección del tipo de monedas usadas, predominan los euros en varios de sus formatos, pero algún cofrade usa otras divisas por motivos sentimentales o por cuestión estética.

Como curiosidad: cada una de las 30 monedas de plata que cobró Iscariote equivalía a un denario romano; homologando el salario medio de un soldado de la época (225 denarios al año) con el de un militar contemporáneo, el precio actualizado de la traición sería de unos 3.000 dólares. (2.670 euros).

Compartir el artículo

stats