Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ángel García Prieto y Fermín Rodríguez desmenuzan el Algarve en "una guía ilustrada"

Los autores reflejan en el libro una región "donde la vida es bella y la naturaleza pródiga"

Fermín Rodríguez y Ángel García Prieto, con el libro sobre el Algarve.

Fermín Rodríguez y Ángel García Prieto, con el libro sobre el Algarve.

"Viaje con el viento portugués a la luz del Algarve" es el último título de una serie de libros realizados por el psiquiatra Ángel García Prieto y el geógrafo Fermín Rodríguez Gutiérrez en la que desmenuzan el Portugal continental de norte a sur. El trabajo "es una guía ilustrada con muchas fotos y mapas que quiere salir de la tradicional de viajes y está dirigido al lector curioso y atento", señala Fermín Rodríguez, director del Centro de Servicios Universitarios de Avilés, donde mañana (19.30 horas) tendrá lugar la presentación del libro. Los autores estarán acompañados por Mário José Simões Marques, almirante director de la Escola Naval de Lisboa.

Frente a los ejemplares que le preceden en la colección inaugurada en 2012 con "El Douro. Lugares, cultura y vinos del Duero portugués", éste "es el que más nos puso a prueba la forma de mirar, ya que el Algarve está lleno de contrastes", indica el catedrático de Geografía de la Universidad de Oviedo. Para aclarar esas diferencias, manifiesta que "por una parte , es uno de los pueblos más turísticos del mundo y, por otra, tiene poblados de veraneantes portugueses que empezaron siendo núcleos casi de chabolas. Todo eso está contenido en apenas cien kilómetros de largo", subraya.

Los dos autores se repartieron la región para analizarla con mayor detalle y la dividieron en dos viajes. Ángel García Prieto ciñó a barlovento, puso la mirada contra el viento, y Fermín Rodríguez arribó a sotavento, emprendió rumbo a favor del viento, como explican. Independientemente del destino emprendido, ambos coinciden en destacar que el Algarve "es un paraíso". "Tiene buen tiempo, no hay prisas, disfruta de la luz, las flores y plantas; además, con poca ropa y pocos euros se puede zascandilear en la zona durante mucho tiempo", manifiesta Ángel García Prieto, un enamorado de Portugal que le ha llevado a publicar varios libros sobre el país vecino.

Por su parte, Fermín Rodríguez se mete en la piel del geógrafo que es para hablar de la región más meridional de Portugal continental. "Es la mitad de Asturias en cuanto a superficie, pero en configuración es muy parecida, ya que tiene una montaña muy próxima al mar que lo aísla del interior", dice. "Es un rectángulo con personalidad propia y que lo identifica; la montaña es, por una parte, de granitos y, por la otra, de cuarcitas, un balcón que se asoma a la mar, que lo independiza del interior continental creando una burbuja especial, un mundo fantástico que ya lo apreciaron los romanos y los árabes", comenta el profesor.

Tras recorrer una y otra vez el territorio, reconocen que el interior y el litoral tienen diferentes personalidades. "Hay los hombres del Berrocal, los de Monchique, y los de Montes Da Serra, que se parecen más a la sierra de Huelva, más secos; por su parte, la costa Vicentina, es la mejor conservada de Europa", subraya Rodríguez para concluir diciendo que el Algarve es "un lugar donde la vida es bella y la naturaleza pródiga".

Compartir el artículo

stats