Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

GREGORIO VALVERDE | Comisario de la Policía Nacional en Avilés

"Las estafas electrónicas crecen y son delitos que exigen investigaciones arduas"

"Que nadie dude de que la Policía sigue buscando al autor del crimen de Llaranes, es una operación que implica colaboración internacional"

Gregorio Valverde, en su despacho de la Comisaría de la Policía Nacional de Avilés.

Gregorio Valverde, en su despacho de la Comisaría de la Policía Nacional de Avilés. RICARDO SOLÍS

Myriam MANCISIDOR

Es vallisoletano de cuna y padre de dos hijas que rozan la adolescencia. "En mi casa soy el cuarto al mando", reconoce Gregorio Valverde Verdugo, antiguo jefe de la brigada de Información de Ávila que desde inicios de año es el máximo responsable de la Comisaría de la Policía Nacional de Avilés.

- Tomó posesión oficial de su cargo como jefe de la Comisaría Local el pasado 23 de enero. ¿Qué balance hace de estos meses en Avilés?

-No puede ser más positivo. Estoy encantado porque me han recibido como uno más tanto los funcionarios como los responsables. Cuento además con el apoyo de los superiores y el equipo de trabajo está bien formado. En cuanto a las autoridades locales, con la alcaldesa (Mariví Monteserín), a la cabeza, lo mismo.

- ¿Cómo es la relación con la Policía Local de Avilés y la Guardia Civil?

-Cuando llegué, me encontré con que la relación era ya muy fluida, un trabajo de mi antecesor ( José María Esteban Corral, ahora en la jefatura provincial de Lugo), así que no me puedo apuntar el tanto. Los mandos me recibieron de forma inmejorable y hemos establecido una relación que va más allá de lo profesional: se han convertido en amigos.

- En la Comida en la Calle presentaron el plan de seguridad de forma conjunta. ¿En qué momentos refuerzan la colaboración?

-Trabajamos de forma coordinada bien de forma oficial a través de las juntas locales de seguridad o cuando hay algún acto especial, como días atrás en la festividad del Bollo. En este caso solemos tener reuniones bilaterales: cuando la intervención se centra en el casco histórico, por ejemplo, solemos tener reuniones con Rafael Rodríguez, responsable de la Policía Local y una persona espléndida. Tenemos las competencias claramente delimitadas, pero la idea es coordinarnos siempre para dar un mejor servicio.

- En El Bollo valoraba la seguridad que no se ve...

-Siempre digo que la Policía hace una labor callada: lo más visible son las patrullas, el personal uniformado, pero hay un trabajo que no es visible y que la Policía Nacional realiza los 365 días de año para velar por la seguridad de todos los ciudadanos.

- ¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de Avilés?

-La ciudad. Me ha sorprendido gratamente. Avilés es una ciudad abierta, señorial y a la vez industrial. Es una ciudad por conocer.

- ¿Qué delitos son los más numerosos en Avilés?

-La delincuencia es un fenómeno cambiante. Si tuviéramos que destacar algo serían los hurtos y robos con fuerza, así como las estafas relacionadas con el comercio electrónico.

- Vamos por partes: hurtos y robos con fuerza

-Nos preocupa porque se da mucho la multireincidencia. Suelen ser delitos de escasa relevancia por el hecho de que no generan un gran importe y eso obliga a que se produzcan muy a menudo. Evidentemente, esto hay que atacarlo desde la prevención, con más presencia policial en la calle disuasoria, y la investigación para aumentar el número de delitos esclarecidos y poder proporcionar las pruebas e indicios suficientes a la autoridad fiscal y judicial, para que puedan encausar a estas personas.

- Entiendo por lo que dice que son hurtos y robos que el delincuente comete para sobrevivir

-Se trata de delincuentes más o menos habituales con un móvil de consumo de sustancias estupefacientes que tienen ese "modus vivendi": necesitan cometer un pequeño robo con fuerza en un trastero, por ejemplo, para sobrevivir una semana. Aprovecho para solicitar la colaboración ciudadana: cuando algún vecino observa algún hecho raro, un robo, debe llamar al 091 porque nosotros vamos a estar ahí para responder.

-Hacía alusión también a las estafas electrónicas relacionadas, sobre todo, con el comercio.

-Se nota un aumento tanto en Avilés como a nivel nacional: cada vez se compra más por internet y la gente se tiene que dar cuenta de que ahí también existe la delincuencia y de que, además, es muy especializada. La investigación de estos delitos es muy ardua y sé de lo que hablo, porque soy experto en investigación. La mejor forma de atajarlos es desde la prevención.

- ¿Qué consejo da a los ciudadanos para evitar este tipo de estafas?

-Solo uno: lo que no hagas en el mundo físico no lo hagas en el virtual. Un ejemplo: si vas por la calle y un desconocido te pide la tarjeta de crédito no se la darías, pues haz lo mismo en el mundo virtual.

- ¿Algún caso real de estafa electrónica?

-Aquí hay gente que viene porque ha comprado un teléfono móvil de 1.000 euros por doscientos, y al recibirlo es un ladrillo.

- El último homicidio ocurrido en Avilés fue en Llaranes. El presunto asesino de Daniel Capellán es de origen dominicano con nacionalidad belga y ha huido. La gente en la calle se pregunta cómo es posible.

-Es una investigación que, en su día, hizo esta Comisaría y se tramitó un atestado que está en manos del poder judicial. Se trata de una persona que tenía nacionalidad española. Con el espacio Schengen, se puede pasar sin ningún control ni barrera fronteriza. Probablemente, también al principio de la investigación se careció de información suficiente por parte de los implicados y eso provocó esto, la huida.

- Pero la búsqueda continúa

-Que no quepa duda de que la Policía no va a parar de buscar al supuesto autor del crimen de Llaranes. Esta persona tiene ahora una busca y captura. Los compañeros de la Policía Judicial están trabajando con el grupo especializado en fugitivos y en coordinación con ellos se sigue buscando a nivel internacional. Esta persona vivió en Bélgica, tiene familia en República Dominicana... Es un operación que implica colaboración internacional.

- Cambiando de tercio. El robo de cobre es el pan de cada día.

-Avilés, con el sector industrial que tiene, es un terreno abonado para este tipo de delitos. La Policía Nacional y la Secretaria de Estado para Seguridad buscamos el control de estas actividades. El robo que sufrimos aquí es más local, de delincuencia local. A través de este plan permanente de respuesta se controlan sobre todo las chatarrerías. También hay que controlar el transporte, la comercialización... Buena prueba son los cuatro detenidos en el parque empresarial con cientos de kilos hace días. Se necesita el apoyo de los vigilantes de seguridad, que realizan también un buen trabajo. Y la colaboración ciudadana es de nuevo muy importante. Parece que el robo de cobre es un delito sin víctimas, pero si las hay: a las empresas les cuesta mucho dinero y tiempo reponer lo sustraído.

- En su día fue polémica la "desmantelación" de la Unidad de Estupefacientes.

-En ningún caso fue una desmantelación sino una reorganización de los servicios para adaptarlos a la realidad delincuencial. En ningún momento hemos dejado de investigar este tipo de actividad: Avilés esta en la media de Asturias en cuanto a delitos contra la seguridad pública. De hecho, hicimos una operación en febrero y otra antidroga recientemente. Tratamos de desmantelar puntos de venta de droga porque pueden ser el foco que fomenta otras actividades delictivas, como los robos con fuerza o hurtos de los que hablábamos antes.

- Avilés es una ciudad que recibe cada vez más turistas, ¿tienen algún protocolo especial en este sentido?

-Hay un Plan de turismo seguro. Aquí se prevé un flujo importante de turistas por los actos programados por V Centenario de Pedro Menéndez, llegada de cruceros... Nosotros adaptaremos nuestra capacidad a esa afluencia de turistas.

- ¿Los robos en pisos o chalés alcanzan cifras preocupantes?

-Es una constante, pero estamos en la media. Como estábamos el año pasado estadísticamente hablando.

- De la Comisaría de la Policía Nacional depende el control de pasajeros en el aeropuerto y el de tripulaciones en el Puerto.

-Así es y estamos haciendo un gran esfuerzo. La Jefatura nos ha renovado todos los equipos informáticos para los visados y creo que eso va a redundar en mejor servicio a ciudadanos.

- ¿Cómo está la plantilla de la Comisaría avilesina en cuanto al número de funcionarios?

-Ahora mismo estamos al ochenta por ciento de lo que debería estar, más o menos en la media nacional. Estamos bien. A esto hay que añadir diez compañeros de la Escuela Nacional de Policía de Ávila que están con nosotros formándose y refuerzan la plantilla. No tenemos razón para quejarnos aunque, como responsables, siempre nos gustaría tener más gente.

- ¿Cómo definiría el clima laboral en esta Comisaría?

-Sinceramente, creo que es bueno. La mayor contribución corre a cuenta de los propios funcionarios. Mi objetivo es aunar la satisfacción y el buen hacer del funcionario con la seguridad y satisfacción del ciudadano.

- En cuanto a las cifras de violencia de género. Cada vez hay más mujeres con órdenes de protección y seguimiento, según las cifras oficiales

-Esto responde a la labor de concienciación que se ha hecho durante muchos años. Lo que antes se aguantaba ahora se denuncia.

- Avilés ha impulsado los "puntos lila" de información contra agresión sexistas, ¿qué opina?

-Se trata de concienciar a las chichas de que determinadas actitudes no pueden ser permitidas y nosotros estamos ahí. El "punto lila" hace una parte de información y prevención con del fenómeno y nosotros actuamos en la parte represiva del trabajo, cuando nos vienen a denunciar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats