Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cuenta atrás para salvar el sector del aluminio

El fondo Liberty, Aludium y Cunext parten como favoritos para la compra de Alcoa

La mesa de seguimiento de la venta se reúne esta mañana en Madrid para analizar los proyectos industriales de los potenciales compradores

Una bandera de Asturias ondea a la entrada de la fábrica de aluminio de San Balandrán; en segundo término, una barricada en llamas y, al fondo, trabajadores concentrados en una pasada movilización. MIKI LÓPEZ

El fondo de inversión Liberty House y los grupos industriales Aludium y Cunext parten como favoritos para la compra de Alcoa. Fuentes próximas a las negociaciones sobre el proceso de venta de las plantas alumineras de Avilés y La Coruña indican que son los posibles compradores que más encajan para avanzar en la transacción, tanto por su capacidad inversora como por los proyectos industriales que tienen entre manos para hacerse con las plantas de la multinacional estadounidense.

Como adelantó LA NUEVA ESPAÑA el pasado 31 de marzo, formalizaron su interés por el proceso de venta mediante la firma de contratos de confidencialidad Liberty House, Aludium, Cunext, el fondo de inversión Quantum y la comercializadora de metales BCT. Desde entonces tambien ha trascendido el interés de otro fondo, Sherpa, y entre los firmantes de los contratos de confidencialidad se encuentra además un conglomerado español vinculado al sector químico y farmacéutico (Grupo Industrial Riesgo).

La mesa de seguimiento del proceso de venta de las plantas de Alcoa de Avilés y La Coruña se reunirá de nuevo en Madrid esta mañana, un encuentro en el que está previsto analizar los proyectos industriales que se manejan para las plantas. Según el calendario "orientativo" sobre el proceso, ya ha culminado el plazo para la presentación de las ofertas no vinculantes, el paso previo para que comiencen las negociaciones entre Alcoa y los potenciales compradores. Estas deberían cerrarse, según el mismo calendario, en la última semana de mayo. La operación tiene que estar finiquitada antes del 30 de junio, según recoge el acuerdo que suscribieron el pasado enero la multinacional y los trabajadores.

Alcoa se comprometió, a cambio de que las plantillas asturiana y coruñesa dejasen firmados los despidos, a retrasar su ejecución hasta el 1 de julio, dando un plazo de seis meses para intentar vender las plantas o conseguir una inversión para su reindustrialización (destinar los complejos fabriles a otra actividad que no sea la fabricación de aluminio). La multinacional con sede en Pittsburgh mantiene activas las fundiciones y las torre de pasta de La Coruña (con 91 trabajadores en Avilés y 114 en la factoría gallega). Las cubas en las que se fabrica el aluminio primario están paradas desde febrero. Si se consigue la venta o la reindustrialización (en ambos casos se requiere la subrogación de las plantillas), Alcoa invertirá 40 millones para la puesta a punto de las series. De no fructificar la operación, Alcoa solo mantendrá las fundiciones y se harán efectivos los despidos con las condiciones pactadas en la mesa de negociación del ERE de extinción. Si solo se consigue inversor para una de las factorías, los despidos se ejecutarán en la otra en los mismos términos.

La Delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, aseveró cuando trascendió el retraso de la aprobación del Estatuto del Consumidor Electrointensivo que el "traspiés" no tiene por qué afectar a la venta y que los tres compradores que están en la terna final para hacerse con Alcoa le han manifestado que su oferta no está vinculada con la aprobación o no de ese estatuto.

Los gobiernos central y autonómico, Alcoa y los sindicatos guardan silencio apelando a la confidencialidad que envuelve el proceso, pero fuentes próximas a los contactos que se están produciendo indican directamente a que se trata de Liberty House, Aludium y Cunext. No se descarta que en la criba final haya más candidatos y no ha trascendido si los inversores están interesados en la compra en bloque de las dos fábricas o si hay interés en cada una por separado.

Liberty House Group fue uno de los seis "tocados" por Alcoa en el proceso de venta que contrató la multinacional en 2017 al banco de negocios Goldman Sachs. El fondo de inversión con sede en Londres está adquiriendo desde hace meses plantas industriales en Europa, entre ellas la aluminera de Rio Tinto en Dunkerque, la mayor del continente.

Aludium es el grupo industrial que aglutina las tres fábricas que el fondo Atlas Holding compró a Alcoa en 2015, las españolas de Amorebieta y Alicante y la francesa de Castelsarrasin, todas ellas transformadoras. Un año después se interesó por la compra en bloque de San Ciprián, La Coruña y Alicante, un proceso en el que iba de la mano del Grupo Alibérico y que no llegó a fructificar.

Cunext es un grupo empresarial español dedicado desde sus inicios a la transformación del cobre y que se ha ido introduciendo en el mundo del aluminio. Cuenta con instalaciones en Córdoba (de donde es originario el grupo), Madrid, Barcelona y Vitoria.

En la reunión convocada para hoy en Madrid también está previsto hacer un chequeo al borrador del Estatuto del Consumidor Electrointensivo tras las recomendaciones efectuadas por la Comisión de los Mercados y la Competencia (CNMC). El nuevo marco normativo para la industria que más electricidad consume no se podrá aprobar hasta que el presidente Pedro Sánchez inicie la nueva legislatura.

Compartir el artículo

stats