Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pacientes con poca movilidad tendrán habitaciones individuales en el Hospital

El San Agustín diseña un plan de mejoras en varias estancias para aumentar el servicio y el confort de los ingresados con problemas físicos

Acceso a las Urgencias del San Agustín. RICARDO SOLÍS

M. MANCISIDOR

Los pacientes del Hospital Universitario San Agustín ganan en confort. La gerencia del centro que lidera Enrique González prevé tener redactado este año el proyecto de la segunda fase de la reforma de Urgencias. Pero no solo eso: el capítulo de inversiones recoge también el acondicionamiento de cinco habitaciones más -actualmente existen dos - para personas con algún tipo de discapacidad física, que tendrán una sola cama. Estas se ubicarán en las plantas sexta norte, sexta sur y cuarta norte del edificio.

Las obras consistirán, como se hizo el año pasado con las dos ya existentes, en el acondicionamiento de los cuartos de baños, ahora con puertas estrechas que dificultan el acceso de una persona con movilidad reducida. También en los baños se cambiarán las duchas, entre otras actuaciones. En la habitación se corregirán los armarios, adaptándolos igualmente a personas con discapacidad física. Los armarios actualmente son de una puerta, similar a una taquilla de unos dos metros de altura aproximadamente.

Las habitaciones para personas con movilidad reducida pasarán a tener una sola cama en lugar de dos, como tienen la mayoría de espacios. El pasado año, las obras, que contaron con el beneplácito de la asociación de Discapacitados Físicos de Avilés y Comarca (Difac), también incluyeron la mejora del sistema de llamadas y el cambio de luminarias por led que ahora favorecen el descanso óptimo de los pacientes ingresados .

El área de maternidad del Hospital San Agustín cuenta desde hace años con habitaciones individuales para las parturientas. En este sentido, el centro amplió en los últimos meses la cartera de servicios: ahora las mujeres que están amamantando a sus bebés y sufran alguna patología que requiera su ingreso en el Hospital Universitario San Agustín podrán compartir la habitación con sus hijos con el único fin de mantener la lactancia materna, que de otra forma probablemente se perdería. En otros servicios, como Neurología, también hay algunos cuartos con una sola cama que se utilizan de acuerdo a las necesidades de los pacientes.

La intención de la dirección del Hospital Universitario San Agustín es seguir, pues, mejorando las instalaciones, pero sin perder de vista aún que el número de ingresos es elevado. Otra iniciativa prevista para este año, según avanzó días atrás Enrique González, es actuar en la entrada del centro de salud de La Magdalena para reducir las barreras arquitectónicas. Otro de los proyectos previstos en el área sanitaria avilesina y no menos importante pasa por renovar el equipo de la resonancia nuclear magnética. Todas estas medidas están encaminadas a mejorar la calidad del servicio y a hacer más agradable la estancia de los pacientes.

Compartir el artículo

stats