23 de mayo de 2019
23.05.2019

La responsable de la feria vintage: "Los que más alucinan con lo antiguo son los niños"

El pabellón de La Magdalena acoge de viernes a domingo un mercado de antigüedades, que este año alcanza la cifra récord de 60 expositores

23.05.2019 | 03:13

Comprar, vender y, por qué no, educar. Los organizadores de la Feria de antigüedades, coleccionismo y vintage de Avilés, a celebrar desde mañana por la tarde y hasta el domingo en el pabellón de La Magdalena, hicieron ver ayer en la presentación de esta actividad que un recorrido por los pasillos abarrotados de objetos antiguos es un herramienta didáctica de primer orden "para explicar a nuestros hijos o nietos cómo funcionaba el mundo cuando los papás y los abuelos tenían su edad".

Y es que nada fascina más a los pequeños, según la experiencia que acumulan los organizadores de la feria vintage, que los "trastos" tipo teléfono de baquelita. "Hay niños que nunca han visto un disco de vinilo, son los que más alucinan con esas cosas.", razonan los responsables de un certamen que cada año atrae a La Magdalena a miles de personas.

Pedagogía y curiosidad por las cosas "de antes" al margen, la Feria de Antigüedades es, eminentemente, un mercado. Los expositores presumen de exponer unos 40.000 productos descatalogados, imposibles de encontrar en otra parte que no sean tiendas especializadas o rastros populares. Y no siempre. Este año vienen a Avilés 60 comerciantes -cifra récord en los seis años que se lleva celebrando la feria y algunos de ellos llegados del extranjero- que ofertan muebles, objetos decorativos, juguetes, aparatos domésticos, enseres del hogar, ropa, libros, piezas de colección... La relación es demasiado extensa y el factor sorpresa, uno de los grandes atractivos de este tipo de ferias.

Mari Cruz Merino, representante de la empresa organizadora de la feria, Nou Grup Firal, destacó que aún se pregunta cómo es posible que en una ciudad de 78.000 habitantes como Avilés "una feria de antigüedades tenga tan buena respuesta del público como para que los expositores no duden lo más mínimo en repetir gustosos" y durante los meses previos al evento "se sucedan las comunicaciones de personas interesándose en las fechas de celebración y en el tipo de expositores que habrá en la próxima edición". Heriberto Menéndez, coordinador de ferias de la Cámara de Avilés, entidad que colabora en las tareas organizativas, también significó el "buen funcionamiento" de la Feria de antigüedades, coleccionismo y vintage y animó al público a visitarla "porque aunque no se tenga intención de comprar nada, siempre es un placer reencontrarse con objetos evocadores de nuestro pasado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído