12 de junio de 2019
12.06.2019

La inspectora Adelia García: "El empresario gana con el nuevo control de horarios"

"Es el momento ideal para revisar los convenios colectivos", asegura la empleada estatal

12.06.2019 | 02:26
Ramón Álvarez y Adelia García, durante la charla de ayer en la Cámara de Comercio.

El registro horario de la jornada laboral se puede hacer en papel es una obligación y no una opción para el empresario, los autónomos están exentos del mismo y las compañías pueden aprovecharlo también en su beneficio, para llevar un mayor control de sus recursos. Estas son sólo algunas de las claves sobre el control de la jornada laboral que ayer aclaró la jefa de inspección de Trabajo del Principado, Adelia García, en una animada charla que tuvo lugar en la Cámara de Comercio de Avilés.

Durante la conferencia, el público pudo hacer preguntas. "Tenemos muchas dudas", advertía alguno de los asistentes. Una por encima de todas: "¿Se debe fichar si se sale a tomar un café o a echar un cigarro?". "Si aparece en el registro, para nosotros es tiempo efectivo de trabajo", avisó García. "Claro, pero hasta ahora ese tiempo no se calculaba y se compensaba con los 15 minutos de más que a veces echaba el trabajador. Se aplicaba el sentido común", replicaron desde el público.

Pero, tal y como les trató de tranquilizar García, "el sentido común se podrá seguir utilizando". Apuntó también que éste "es el momento ideal para darle una vuelta a los convenios colectivos". La jefa de Inspección animó a las empresas a sentarse con los trabajadores para ver qué pasa con esos ratos del cigarro y cada cuánto se contabilizan los excesos de horas o cómo se compensan.

En lo que también insistió García fue en la obligación de llevar un registro escrupuloso y exhaustivo de las jornadas laborales. Incluso las de aquellos trabajadores que están varios días fuera del puestos de trabajo. "En ese caso el empleado deberá mandar a la empresa su registro horario al terminar la jornada", explicó. "No servirán cuadrantes confeccionados previamente ni hojas en las que figure un número de horas sin franjas horarias", abundó.

También habló sobre las hipotéticas sanciones para quienes no cumplan la norma. Explicó que en aquellos casos en los que no haya registro horario pero que no se detecten irregularidades en las jornadas, sólo se instará a la empresa a implantar el sistema. En los que además de no haber control horario se estimen irregularidades sí se iniciará un expediente sancionador con multas.

En la sesión también participó el gerente de Nueva Rula de Avilés, Ramón Álvarez, que relató las complejidades de la empresa para llevar el control horario y cuantificar las jornadas: "No hay previsiones posibles. Dependemos de los armadores".

Más información en pág. 39

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído