13 de junio de 2019
13.06.2019

La "marcha del aluminio" llega a Oviedo tras un camino de bollinos preñaos, cláxones y gritos: "¡Alcoa no se cierra!"

Hoy cubrirán la primera etapa, con final en Oviedo | Dos furgonetas y una ambulancia brindarán cobertura logística y sanitaria a los participantes en la caminata, cuya meta es Madrid

13.06.2019 | 02:47
La "marcha del aluminio" llega a Oviedo tras un camino de bollinos preñaos, cláxones y gritos: "¡Alcoa no se cierra!"
La "marcha del aluminio" llega a Oviedo tras un camino de bollinos preñaos, cláxones y gritos: "¡Alcoa no se cierra!"
La "marcha del aluminio" llega a Oviedo tras un camino de bollinos preñaos, cláxones y gritos: "¡Alcoa no se cierra!"

Los trece miembros del comité de trabajadores de Alcoa Avilés han iniciado esta mañana una marcha a pie que les llevará a Madrid en doce etapas. Antes de las 7 de la mañana, un nutrido grupo de trabajadores y familiares ya se encontraba a las puertas de la factoría para apoyar la salida de la marcha. "Los ánimos están muy altos pero la confianza muy baja", explicó José Manuel Gómez de la Uz (CC OO), el presidente del comité, a las puertas de la planta avilesina. Será una "caminata dura, pero que va a servir para reivindicar soluciones al Gobierno central". "En este momento no tenemos solución a nuestra problemática, queda muy poco tiempo y con esta marcha exigimos que se ponga una solución encima de la mesa", señala Gómez de la Uz.

En el camino han recogido infinitas muestras de solidaridad: desde panaderos que les han regalado bollos preñaos hasta infinitas pitadas de cláxones y gritos y aplausos de vecinos y conductores a su paso: "¡Alcoa no se cierra!". Con los trabajadores camina el alcalde de Gozón en funciones, Jorge Suárez. La corporación de Corvera también salió a recibir a los empleados de aluminera a su paso por el concejo.

Entre los trabajores hay optimismo por el resultado pero reconocen que no será fácil llegar a Madrid.  "Lo más duro es estar fuera de casa. Dormiremos en albergues y la comida será del súper. Vamos con ganas y no pensamos dar la vuelta hasta que tengamos algo firmado", sentencia Joaquín Acevedo, trabajador de Alcoa.

La primera etapa de la "marcha del aluminio" discurre entre la fábrica de San Balandrán y la Delegación del Gobierno en Oviedo, donde llegaron en torno a las 17.00 horas. A lo largo de la ruta los marchantes contarán con el apoyo de dos furgonetas y una ambulancia, además de la compañía y los ánimos de caminantes que voluntariamente harán algunas etapas. "Deseo que a mitad de camino tengamos que dar la vuelta, porque haya una solución, pero mucho me temo que llegaremos a Madrid", finalizó Gómez de la Uz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook