19 de junio de 2019
19.06.2019

Un asesor de Areces niega su influencia en la gestión económica del Niemeyer

El exviceconsejero Víctor Suárez asegura ante el tribunal que se sorprendió al conocer que la exmujer de Grueso no estaba contratada por la Fundación

19.06.2019 | 12:50

El exviceconsejero de Comunicación de la Presidencia del Principado, Víctor Suárez, ha negado esta mañana en el juicio del "Caso Niemeyer" que el expresidente Vicente Álvarez Areces participase en la gestión económica o administrativa de la Fundación que dirigía Natalio Grueso. Reconoció que Areces despachaba muy frecuentemente con Grueso, ahora acusado de varios delitos, sobre la actividad de la Fundación (del Niemeyer), puesto que el proyecto cultural avilesino "era una prioridad para el Gobierno" regional y era la administración autonómica la encargada de construir el edificio.
Negó en cambio, que Areces que tomase decisiones económicas o administrativas al respecto.

"Areces estaba al margen de la gestión económica del Niemeyer", ha aseverado Suárez, que ha apuntado que había conversaciones sobre la financiación de la fundación, como en otras entidades de este tipo. El acusado José Luis Rebollo le ha cuestionado por una reunión en el otoño de 2010 en la que participaron la consejera Dolores Carcedo (entonces directora de la oficina de Evaluación de Políticas Públicas), Álvarez Areces, el entonces director del Niemeyer Natalio Grueso y el que era el secretario de la Fundación, el propio Rebollo. El testigo ha explicado que ese encuentro se tradujo en una solicitud de diligencia para tramitar la subvención al centro y se trataron también cuestiones relacionadas con un crédito.

El exviceconsejero también se ha mostrado extrañado por conocer que la exmujer de Grueso, la también acusada Judit Pereiro, no trabajó como contratada para la Fundación del Centro Niemeyer. "Todos sabíamos que colaboraba", ha aseverado Suárez, "suponía que estaba contratada". También ha prestado declaración el pintor asturiano Hugo Fontela, que trabajó para el Niemeyer con la exposición "Niemeyer by Fontela". Ha expuesto al tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial que realizó todas las gestiones para la muestra con Grueso y Pereiro. Ambos viajaron a Nueva York (donde estaba afincado el artista cuando se fraguó la relación con el Niemeyer) para cerrar detalles organizativos. Ha asegurado que "no cobró nada" por aquella muestra: "Me impliqué desde el punto de vista económico". Ha argumentado que para él era "un prestigio" exponer en el centro cultural avilesino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook