23 de junio de 2019
23.06.2019
GOZÓN

El verano abre boca en Luanco

Cientos de vecinos y visitantes celebran una Comida en la Calle: "Es una de las mejores ideas, hay que hacer más de ahora en adelante"

23.06.2019 | 02:59
Por la izquierda, Pablo Luis García, Patricia Quirós, Manuel Ángel Quirós, Rubén Álvarez, María Jesús Cortés, el pequeño Dani Álvarez, Margarita del Prado y José Amado Álvarez, en Ortega y Gasset. Al lado, Daniela Soriano, Ricardo Galindo, Fran Suárez, Susana Rodríguez, Rosa Llanos y Carla González.

"Con este día, cualquiera se queda en casa. Esto es una de las mejores ideas para Luanco, hay que hacer más de ahora en adelante". Esa frase es de Javier Menéndez, que acompañado por su mujer, Patricia Pérez, y como otros cientos de gozoniegos y asturianos participó ayer en la primera edición de la comida en la calle de Luanco, organizada por varios hosteleros y que dio el pistoletazo de salida a la temporada estival. Como la mayoría, la pareja degustó una tortilla de patatas "con cebolla, por supuesto" y empanada de bonito "casi recién pescado".

Las mesas y sillas llenaron buena parte del casco histórico de la capital de Gozón. Y los comensales iban acercándose poco a poco a las mesas. "Primero hay que tomar el vermú, ya comeremos más tarde", apuntaba María Rodríguez. Al tiempo, Laura Cortés caminaba por la calle Salvador Escandón con una bolsa con dos empanadas, una de bonito y otra de cecina y queso de cabra. Iba a buscar a sus parientes, que estaban al fondo de la calle Ortega y Gasset y que, sobre la mesa, tenían una tortilla, una empanada "minera", patatas fritas, nueces y aceitunas y todo regado con vino. A Cortés le esperaba su hermana María Jesús acompañada por Pablo Luis García, Patricia Quirós, Manuel Ángel Quirós, Rubén Álvarez, el pequeño Dani Álvarez además de Margarita del Prado y José Amado Álvarez, estos dos últimos de Mieres. "Nosotros somos de Oviedo, pero vivimos en Luanco", apuntaba Rubén Álvarez. Las jóvenes Patricia Muñiz, Laura Muñiz y Sara Rodríguez bebían sidra antes de hincarle el diente al embutido que habían comprado para la ocasión.

Las gaitas suenan en la plaza de La Ribera y después le tocó poner la banda sonora a la calle a la cantautora avilesina "Meri". "Me parece una buena idea comer en la calle", aseguraba el praviano Daniel González, que también compartía comida con su familia y vive en Luanco desde hace un mes por cuestiones laborales. Sobre el mantel había patatas rellenas al estilo peruano, embutidos varios y la siempre presente empanada.

En la plaza de la Villa, más ambiente festivo y en Ortega y Gasset. La Cruz, la avenida del Gayo, La Riba, otro tanto de lo mismo. "Vaya bueno que hace, en un rato comemos y como siga el sol, nos pegamos un bañín en la playa, está el día para ello", afirmaba Fran Suárez, antes de probar una croqueta de jamón.

La camaradería reinó durante toda la jornada. El verano ya ha llegado y con el paso de los días, la capital gozoniega comenzará a llenarse de turistas y de madrileños y ovetenses, principalmente, que acuden cada estío a sus segundas residencias. "Empezar así el verano da gusto, ahora espero que esta fiesta se mantenga", comenta Paula Martínez, también cargada con empanada y tarta de queso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído