25 de junio de 2019
25.06.2019
SOTO DEL BARCO

La Arena suspende la procesión marinera para proteger las tallas

La lluvia impide la salida a la calle de catorce imágenes, algunas de factura delicada: "No nos podemos arriesgar a que se dañen"

25.06.2019 | 02:52
Los voluntarios para llevar las imágenes, tras tomarse la decisión de suspender la procesión marinera.

La iglesia de La Arena se llenó ayer para la misa en honor a San Juan en el día grande de las fiestas patronales, pero la devoción, este año, no pudo cruzar la puerta del templo. Los rezos de todos los vecinos allí congregados no lograron que la lluvia diera una tregua para poder celebrar la tradicional procesión marinera que recorre las calles de la localidad y los responsables tomaron la siempre ingrata decisión de suspenderla. Las catorce imágenes que debían formar la comitiva, a hombros de vecinos vestidos de marineros, permanecerán en la iglesia hasta el año que viene. "Es una pena, todo el trabajo se queda aquí, pero son imágenes delicadas, algunas de cartón-piedra, y no nos podemos arriesgar", afirmó Manuel Ángel Díaz, encargado de organizar la procesión, junto con José Ángel Pérez Quirós, tras tomar la decisión.

La gente que se congregó en torno a la iglesia para esperar la salida miraba impaciente al cielo esperando que las nubes dieran una tregua, pero durante el tiempo que duró la misa, en la que los niños del pueblo recibieron su primera comunión, la desesperanza fue creciendo. "Yo no recuerdo la última vez que no pudimos salir", señala Pérez Quirós.

La misa la ofició el párroco de Lugones, Joaquín Manuel Serrano, invitado por el cura local, José María Menéndez. "Nací en Candás, un pueblo al que el mar une a La Arena. Ambos son pueblos de salitre, que santos como San Juan cuidan y nos hacen mantener las tradiciones desde el corazón y la fe", señaló Serrano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído