27 de junio de 2019
27.06.2019
SOTO DEL BARCO

Los sanitarios avisan: centralizar las urgencias en Pravia daña la asistencia

Médicos y enfermeros aseguran que el incremento del número de pacientes hará difícil asumir la atención en la comarca

27.06.2019 | 03:07
Los sanitarios en el consultorio de Soto del Barco: Daniel Rozada, enfermero de urgencias de Soto del Barco; Rosa Oliva Menéndez, médica de urgencias de Pravia; Javier Puertas, facultativo de guardia de Cudillero, y Arturo Piñeiro, sanitario de urgencias de Soto del Barco.

Un aumento de la precarización laboral que irá en detrimento de los pacientes. Así entienden los equipos sanitarios de guardia del Bajo Nalón la supresión de las urgencias (de 22 horas a las 08.00 horas) en el consultorio de Soto del Barco, que también atiende a los pacientes de Muros de Nalón, que a partir del día 8 -si la gerencia del área de Avilés no da marcha atrás- deberán acudir a Pravia. Una medida que iba a aplicarse ya el lunes, pero que ante las quejas de sanitarios y usuarios se ha demorado una semana más.

"Aumenta la ratio de pacientes con lo que habrá sobrecarga para el médico y sube la dispersión, que afecta a los más alejados de la asistencia sanitaria", afirma Rosa Oliva Menéndez, médico de guardia de Pravia.

La médica explica que si tiene que atender un accidente, por ejemplo, en Loro (Pravia), y llegan urgencias al ambulatorio, éstas habrán de ser derivadas a Avilés "al quedar al descubierto el servicio porque no está el consultorio de Soto".

"Al final la gente de Soto del Barco tirará directamente al hospital de Avilés, con la consiguiente saturación de servicios", agrega Arturo Piñeiro, médico de guardia de Soto del Barco. Ante la disculpa de la gerencia sanitaria sobre la falta de profesionales debido al concurso de traslados y el periodo vacacional, indican que "lo que hay es una mala distribución del personal".

Los sanitarios señalan que están dispuestos a asumir "cosas razonables" pero temen que sea una medida para siempre y dicen que no lo van a permitir, por eso estarán vigilantes, ya que a comienzos de mes recibirán nuevas instrucciones de la gerencia sanitaria. "Estamos seguros que pasará como en Sabugo (Avilés), que lo hicieron durante las obras y fue para siempre, aunque es distinto porque en las ciudades tienes urgencias a diez minutos, aquí la dispersión se nota más y al final es un agravio al medio rural", sostiene Menéndez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído