05 de julio de 2019
05.07.2019

El chófer del autobús que chocó en la "Y" ocultó su epilepsia, dice un médico

El facultativo afirma ante el juez que, de conocer la patología, habría solicitado más informes

05.07.2019 | 02:44
Accidente del autobús del Alsa en Avilés: el médico de la mutua dice que el conductor no avisó que tenía epilepsia

El chófer que conducía el autobús que el pasado 3 de septiembre chocó contra un pilar a la salida de Avilés por la autopista "Y", accidente en el que fallecieron cinco pasajeros y otros 15 resultaron heridos, ocultó a Cualtis, la empresa que le consideró apto para trabajar, que padecía epilepsia. Así lo aseguró ayer en el juzgado de instrucción número 3 de Avilés el facultativo reconocedor que le examinó el 5 de abril de 2018 y dio luz verde a que Omar L. M. ejerciese su labor apenas cinco meses antes del trágico suceso.

El médico sostuvo que en el caso del chófer, como en el del resto de trabajadores a los que examina, le realizó un cuestionario básico para saber si padecía algún tipo de patología. Afirmó que el conductor no mencionó en ningún momento su epilepsia ni el tratamiento que tomaba.

También explicó que, de haberlo sabido, le habría solicitado informes médicos para valorar su situación. Asimismo, el doctor aclaró que este tipo de empresas que valorar la salud de trabajadores no tienen acceso a los informes médicos de la seguridad social.

El neurólogo que diagnosticó a Omar L. M. su epilepsia declaró ante el juez el pasado 13 de junio que el conductor estaba en seguimiento y a tratamiento por esa dolencia cuando tuvo lugar el accidente, el 3 de septiembre de 2018. Además, según relató a este diario uno de los abogados de la acusación particular, Gonzalo Botas, el especialista afirmó que había comunicado al chófer que no podía conducir de manera profesional, algo que, supuestamente, le transmitió de forma oral y que al conductor le había costado entender, pues no asumía que padecía la enfermedad neuronal.

Por su parte, el abogado del chófer, Víctor Tartiere, aseguró ayer a las puertas de los juzgados de Marcos del Torniello que la declaración del facultativo había ido "según lo previsto". "Todo estaba en regla. Omar podía conducir", recalcó el letrado sobre la instrucción del caso que, al menos, se prolongará durante varios meses más.

La declaración del conductor

Omar L. M. declaró el pasado 25 de abril. Aunque su testimonio era uno de los más esperados, parece que poco podrá ayudar a esclarecer el suceso. Según afirmó en sede judicial su abogado, el chófer aseguró que "no se dio cuenta de lo que pasó, no puede precisar cómo fue el accidente, ni puede dar ningún detalle del mismo".

El letrado incidió en la falta de elementos de seguridad tanto en la "Y" como en el pilar contra el que autobús terminó destrozado pasadas las 13.40 horas de aquella jornada negra de comienzos de septiembre. De haber existido, sostuvo, se "hubiese reconducido el vehículo a la carretera y se hubieran evitado muchas de las consecuencias del siniestro".

Por aquel entonces, abogados de la acusación particular apuntaron que el trágico accidente se había producido "por una cadena de negligencias". "Estuvo un año de baja. Al ser conductor y tener estas crisis y tomar lo que tomaba, por prevención, estuvo un año de baja laboral. Cuando se reincorpora, lleva todos los papeles a la mutua. En los informes de la mutua aparece que él había tenido una crisis epiléptica, convulsiva", anotó Botas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído