05 de julio de 2019
05.07.2019

La compra de Alcoa Avilés por Parter se materializa el 1 de agosto

La multinacional norteamericana asegura que en la operación desembolsará "entre 100 y 140 millones de dólares"

05.07.2019 | 17:47
Una de las movilizaciones sindicales de Alcoa, en la fábrica.

La venta de las fábricas de aluminio primario de Avilés y de La Coruña se materializará el próximo 1 de agosto. Entonces el fondo suizo Parter Capital Group habrá depositado en las cuentas de la multinacional Alcoa 30 millones de dólares en dinero líquido destinado a financiar el cambio de propietario de dos centros de producción de primer nivel.

Esto forma parte del acuerdo alcanzado esta madrugada en Madrid, en una reunión maratoniana -de más de 13 horas- que había encallado por el interés de la multinacional en conseguir una bendición del acuerdo por parte de los trabajadores. Eso no sucedió. "Tras varias horas de negociación, hemos conseguido llegar a un acta de finalización del proceso en el cual en ningún momento se nos hace partícipes ni validamos el proceso llevado a cabo entre Alcoa y los inversores", señaló de madrugada el comité de empresa de Avilés.

O sea, el acuerdo de venta está hecho a instancias de que Parter presente los 30 millones de dólares reclamados en el último minuto -el pasado viernes-. Los trabajadores de Avilés recibieron este mediodía en la fábrica información detallada de los movimientos celebrados esta última semana en Madrid, en el hotel Alameda.

La multinacional Alcoa espera "registrar cargos relacionados con esta reestructuración en el tercer trimestre de 2019, en lugar de en el segundo trimestre de 2019, que se estima serán de entre 100 y 140 millones de dólares", o sea, el coste del proceso va a ser "bastante mayor" que lo acordado este enero pasado (entonces había prometido 40 millones de euros para volver a arrancar las dos plantas en crisis).

Los norteamericanos y los trabajadores fían todo ahora a Parter, a que presente el dinero reclamado. De hecho Alcoa ha avisado de que no habrá más prórrogas. "Si la adquisición no pudiera completarse el 31 de julio de 2019, se prevé que la aplicación del despido colectivo y de las medidas del plan social comiencen a partir del 1 de agosto de 2019".

Los trabajadores ahondaron más en esta idea: "Es pan para hoy y hambre para nosotros porque todo esto depende de que el precio del megavatio / hora sea menor a 40 euros y eso, de momento, es un brindis al sol", destacó Juanjo Estrada, coordinador de USO en Asturias.

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, ha mostrado este viernes su satisfacción por el acuerdo entre los representantes de los trabajadores y Alcoa: "Estoy moderadamente satisfecha y expectante para que el día 31 de julio se cierre todo definitivamente", ha indicado la regidora local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook