05 de julio de 2019
05.07.2019

La guerra del aval

La multinacional quiere que los trabajadores asuman las consecuencias de un acuerdo, para evitar demandas futuras

05.07.2019 | 02:44

El ejemplo que ponen los negociadores de la compraventa de las plantas de Alcoa en Avilés y La Coruña es muy claro: "Llevamos desde el lunes en una rotonda, queremos avanzar, pero no nos dejan salir". Desde este lunes, cuando el fondo de inversión Parter Capital Group presentó los avales de los 30 millones de dólares que reclamaba Alcoa, la venta de las fábricas es un hecho. "¿Por qué vamos a renunciar a nuestras armas si esto sale mal?", se preguntó Juanjo Estrada, el coordinador de USO en Asturias.

La bendición. La Ministra Reyes Maroto se reunió este lunes pasado con los representantes sindicales. Estos aseguran que la reponsable de la política industrial del Gobierno socialista les dijo "con claridad" que no tienen por qué avalar la venta."Toda una ministra", subrayó ayer José Manuel Gómez de la Uz, el presidente del comité de empresa de Alcoa Avilés. "Avalar, tal cual lo plantean, es decir que está bien que se marchen, que está bien que perdamos el futuro", añadió.

La operación. La multinacional, bajo presión, aceptó el 15 de enero pasado poner a la venta sus dos plantas. Para eso abrió una especie de operación cásting: los candidatos visitaban las instalaciones, reclamaban documentaciones varias y, después, pujaban. Toda esta operación avanzó según el calendario que Alcoa fijó. Y Alcoa fue quien decidió cuál iba a ser su compradora. En la semifinal quedaron seis, cuatro cayeron después y, al final, todo quedó en manos de Parter y Quantum. La situación actual es que los primeros han pasado todas las pruebas. "Cuando está todo hecho, entonces vienen con el aval", explica Estrada. "El lunes, cuando estaba Parter y Alcoa discutiendo sobre si aceptaba sus garantías, dijimos que ahí no teníamos pito que tocar", añadió.

Las demandas. Alcoa no se baja de su burra. Marc Pereira, el negociador llegado de Pittsburgh, en los Estados Unidos, se muestra inquebrantable. Los representantes sindicales dicen que le han escuchado decir que el aval es muy necesario a la multinacional por si la cosa con Parter no funciona. La fiabilidad de Parter de nuevo en cuestión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído