06 de julio de 2019
06.07.2019

Luanco se atiborra a bonito

Los dueños de los establecimientos participantes en las jornadas se muestran optimistas: "La calidad ha mejorado mucho este año"

06.07.2019 | 02:00
La camarera Cristina Muñiz, del restaurante Guernica, con tres de los platos de bonito que ofertan.

Luanco ya sabe a bonito. La 36.ª edición de las jornadas del plato cuenta con la participación de siete establecimientos (La Barquera, Guernica, El Tormentín, El Muelle, La Posada del Mar, Marino y La Cueva), que apuestan, cada uno de ellos, por un menú hecho a su gusto. Este año los dueños de los restaurantes están muy contentos con el bonito de la temporada. "Hemos comprado mucha mercancía porque es mejor que otros años, tiene más grasa", explicó Ignacio Rosal, dueño de La Barquera. "Está muy bien de precio", añadió el propietario de La Cueva, José Antonio Fernández.

El buen tiempo parece animar al público a ir a probar el túnido. Por ello, las expectativas para el fin de semana son altas. "Es una tradición. Y eso, sumado a la previsión meteorológica, nos hace colgar ya el cartel de completo para la cena del sábado y la comida del domingo", dijo ayer Guillermo Covella, que lleva El Torrente. En restaurantes como el Guernica, ya en su primer día, se podía notar que "hay mucho ajetreo durante este fin de semana", tal y como dijo Ramón Menéndez, dueño del negocio.

La gente no quiere perderse toda la variedad de platos que ofertan los establecimientos. Entre ellos, los comensales pueden encontrarse con ensaladas de bonito, bonito a la plancha, ventresca, salpicón, pimientos rellenos de bonito y un sinfín de platos donde el túnido es el protagonista. Las combinaciones pueden hacerse a gusto del consumidor. "Buscamos que, si viene a comer un grupo de varias personas, puedan probar todos los platos que hay en la carta", declaró Toño Escandón, de La Posada del Mar.

"Yo veraneo por la zona, pero nunca me pierdo estas jornadas", comentó Celia de Dios, cliente de uno de estos restaurantes, a lo que añadió: "Aprovechamos para reunirnos todos los amigos que no nos vemos desde hace tiempo". Al igual, que la joven, parece que la gente de la zona conoce la importancia que tienen estos días en Luanco. "Tenemos muchísimas reservas ya hechas porque los clientes saben que es muy difícil conseguir mesa si no llaman antes", verificó Covella. Y es que las Jornadas del Bonito parecen ser una tradición que, en Luanco, está lejos de pasar de moda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído