06 de julio de 2019
06.07.2019

Todos los partidos de Carreño se unen para rechazar la perrera en Tamón

"Avilés nos utiliza, que solucione sus problemas", afirman los vecinos l Somos: "Nuestra normativa prohíbe equipamientos supramunicipales"

06.07.2019 | 02:00
Asistentes a la asamblea vecinal en el centro de iniciativa rural de Tamón (Carreño).

Unanimidad. Los cuatro partidos políticos con representación en el Pleno de Carreño (PSOE, IU, PP y Somos) rechazaron ayer la instalación de la perrera de la comarca de Avilés en La Tabla (Tamón). Así lo expresaron en una asamblea convocada por los vecinos sobre la finca seleccionada para instalar el albergue de animales del Consorcio, en el que está incluido Carreño y también Avilés y así hasta doce municipios asturianos. "Vivo a ochenta metros más o menos de donde quieren instalar la perrera, hace años en esa finca no se podía hacer el albergue, no cambió nada y ahora dicen que sí se puede. La finca carece de saneamiento, de agua, es la zona de vega de un río, la atraviesa una línea de alta tensión y es coto regional de caza", señaló Montse García, una de los convocantes de la reunión celebrada en el centro de iniciativa rural de Tamón.

"Somos contrarios a un albergue de animales de ese calibre, no es una instalación para cuatro perros. No tenemos nada presentado en el Ayuntamiento pero el terreno, de por sí, carece de saneamiento, agua,... no lo vemos apropiado", señaló el concejal socialista Juan José Fernández. Joana Canals, del PP, también rechazó la instalación de la perrera en Tamón y recalcó que Avilés "es el único municipio del consorcio obligado" a contar con un albergue de animales. Canals destacó que su partido fue el único que rechazó también la constitución del Consorcio.

Ángel García, portavoz municipal de IU, pidió una comisión de Urbanismo en el Ayuntamiento de Carreño para analizar una propuesta "desconocida" hasta la fecha. A su lado, Carlos López, su homólogo de Somos Carreño-Podemos, planteó la posibilidad de presentar alegaciones "dadas las irregularidades observadas en la mesa de contratación".

"En el Plan General de Ordenación Urbana no se permiten equipamientos supramunicipales y en un terreno que además no es urbanizable", añadió López, refiriéndose a la perrera mancomunada. Los vecinos están que trinan. No quieren la perrera ni en pintura en La Tabla por su proximidad a viviendas y sus carencias. "Hay otros terrenos en Carreño que tienen viviendas a más de un kilómetro", señaló uno de los asistentes.

Algún que otro residente criticó que Avilés "asuma su responsabilidad" e instale un albergue para animales en su territorio como fija la ley para municipios con más de 50.000 habitantes. "Si no estamos en el Consorcio la perrera no se pone en Tamón", comentó una mujer, que añadió: "Avilés nos está utilizando, que solucione sus problemas".

Los ediles defienden que la maquinaria municipal de Carreño aún no se ha desarrollado. "Este proceso no puede alargarse mucho más, hay que pararlo cuanto antes", señaló el portavoz de IU, consciente de que aún tienen que consultar con los técnicos y servicios jurídicos municipales para tomar una decisión. "Cuando el Consorcio compre ese terreno perderemos competencia sobre ese suelo", añadió.

"El Ayuntamiento tendrá que aprobar primero el estudio de implantación en un Pleno. Nuestro rechazo es claro y sin ambages", recalcó el concejal socialista mientras que algunos vecinos dudaban de su palabra. "Está claro que van a construir la perrera sí o sí, antes había un problema con veinte perros y ahora vais a meter trescientos", se oyó comentar entre los asistentes a la asamblea vecinal.

Los concejales carreñenses aclararon que la decisión de ese terreno en Tamón responde a criterios técnicos. "¿Por qué ninguno de los técnicos era de Carreño? La decisión la tomaron técnicos de Avilés, Castrillón y Corvera. Se aliaron para que se instale la perrera aquí", comentó una mujer durante la reunión.

Montse García, la vecina más afectada, aseguró que uno de los asuntos que más le llamó la atención del informe de la mesa de contratación es que "la reparación de caminos se valora con treinta puntos y los vehículos pesados no pueden circular". "Nos quedamos seis puntos por delante de los terrenos de La Curtia, en Castrillón", añadió.

Así las cosas, los vecinos y los grupos políticos están de acuerdo en que hay frenar como sea la instalación de la perrera en Tamón, pero hay quien ya piensa que se van a sentir los ladridos "mucho más allá" de la parroquia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook