07 de julio de 2019
07.07.2019

Clamor por una rebaja de la luz para que la planta de Alcoa sea viable con Parter

Los sindicatos y la Cámara exigen medidas para abaratar la energía y urgen al Gobierno a aprobar el estatuto de la industria electrointensiva

07.07.2019 | 01:50
Un grupo de trabajadores, a la entrada de la fábrica de Alcoa.

Alcoa tiene los días contados al frente de la planta aluminera de San Balandrán. A partir del 1 de agosto, el fondo suizo de inversiones Parter Capital Group se hará cargo de la fábrica avilesina y de la de La Coruña, previo ingreso de 30 millones de dólares a la multinacional norteamericana. Los sindicatos celebraron ayer el fin de meses de incertidumbre sobre el futuro de la planta pese a que insisten en pedir "viabilidad" para mantener los puestos de trabajo durante los próximos dos años. Eso sí, no lanzan voladores, son cautos porque esa incertidumbre permanece y siguen a la expectativa ante el desarrollo de los acontecimientos a dos años vista.

Las centrales de ámbito comarcal, como Comisiones Obreras, USO y la UGT, consideran además que uno de los pilares ineludibles para dar una solución no solo a los problemas de Alcoa sino al resto de multinacionales de la comarca es la aprobación de un estatuto para la industria electrointensiva por parte del Gobierno central, con el fin de "que modifique las tarifas actuales" y conlleve, a su vez, el mantenimiento de la actividad industrial y, por ende, los puestos de trabajo que de ella dependen. El presidente de la Cámara de Comercio de Avilés, Luis Noguera, pide, por su parte, "poner fin a la incertidumbre del futuro de Alcoa" mediante el establecimiento de una tarifa de la energía eléctrica competitiva. El responsable de la entidad cameral deja claro que la solución definitiva para la aluminera "está condicionada a los costos energéticos".

El acuerdo alcanzado entre Alcoa y el comprador de la aluminera garantiza el mantenimiento de los puestos de trabajo durante los próximos dos años. Ante esa circunstancia, Noguera ha insistido en que es preciso que llegue esa solución para mantener las plantillas íntegramente.

Israel Castro, secretario comarcal de la Unión Sindical Obrera (USO), entiende que los resultados de la compra de Alcoa por parte de Parter Capital Group "han de analizarse desde ahora hasta dentro de dos años". Lo que más preocupa a Castro es que el Ejecutivo de Pedro Sánchez, una vez sea conformado el nuevo Gobierno, "ponga los medios para aprobar el estatuto de la industria electrointensiva". "La intención es garantizar la producción de aluminio primario en Avilés tras un largo y duro camino en el que, al menos, se mantendrá el empleo durante los próximos dos años", señaló el secretario general de USO en la comarca avilesina. Israel Castro considera que la situación de la industria es "delicada" si el "Gobierno no pone de su parte y garantiza la viabilidad del precio del kilovatio/hora".

José Manuel Rodríguez Baltar es su homólogo de Comisiones Obreras en la comarca avilesina. "Estamos a la expectativa, a ver cómo evoluciona todo este proceso con la planta aluminera", señaló el secretario general de CC OO en Avilés. "El Gobierno ha de cambiar la tarifa de la industria electrointensiva y no solo para Alcoa, sino para todas las empresas, porque existe una problemática que poco a poco limitará el poder adquisitivo de los trabajadores bien sea de Arcelor, Asturiana de Zinc y de la aluminera". "Hay un detalle muy a tener en cuenta en la comarca que la bajada del consumo, se está notando quizá para prevenir sobre lo que puede llegar a pasar en un futuro", resumió Rodríguez Baltar.

Abel Suárez, presidente de la comisión gestora de la Unión General de Trabajadores en la comarca, confía en que, tras meses y meses de incertidumbre sobre el futuro de Alcoa, el nuevo proyecto "tenga pronta solución y sea viable para la empresa". El líder ugetista consideró también que el Estatuto de la industria electrointensiva "es clave" para la industria asturiana. "Es necesario que ese estatuto se apruebe a la mayor brevedad posible y que haya estabilidad en el marcado sobre la tarifa eléctrica". "Confío en que el Gobierno de la nación atienda esta petición como una de las primeras aprobaciones del Consejo de Ministros para así salvar la industria, no solo la de Alcoa si no la industria asturiana", recalcó Suárez.

El documento que detalla la operación de compra de las fábricas de Avilés y La Coruña por parte del fondo suizo de inversiones incluye también una cláusula para Alcoa. La actual propietaria de ambas plantas ha de desembolsar 125 millones de euros que se destinarán a reactivar la aluminera de San Balandrán y la gallega ya que, actualmente, cuentan con las series de electrolisis apagadas, entre otras medidas. El documento que marca el fin de las negociaciones fue sellado en un hotel de Madrid, en varias reuniones a las que asistieron representantes de los comités de empresa, de la multinacional Alcoa así como miembros del Gobierno central como la Ministra Isabel Celaá, que manifestó su satisfacción al poner fin a meses de incertidumbre con la compra de Parter Capital Group de la planta aluminera de San Balandrán y la de La Coruña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído