09 de julio de 2019
09.07.2019
CASTRILLÓN

"Entrañable" fiesta dedicada a Pulide

El matrimonio que organiza la jira desde hace 36 años lee el pregón del día del concejo: "Nuestro pueblo es el lugar que tenemos en el mundo"

09.07.2019 | 02:34

La lluvia respetó la fiesta del Día de Castrillón y grandes y pequeños disfrutaron ayer de una animada comida campestre en el parque La Libertad, en Piedras Blancas. La jornada puso el broche final a las fiestas de Piedras Blancas, que comenzaron el viernes. La alcaldesa, Yasmina Triguero, dio el pistoletazo de salida al "día más entrañable" del calendario festivo de la capital del concejo. La Banda de Gaitas de Castrillón anunció con sus acordes la lectura del pregón, a cargo del matrimonio formado por Olga García y Gabino Suárez, "alma máter" de la jira a la sierra de Pulide desde que comenzó, hace 36 años.

"Agradecemos la decisión municipal de encomendarnos el pregón, es un placer y una responsabilidad. Nací en Pulide en 1941 y allí sigo, es mi lugar en el mundo". Así comenzó su intervención Gabino Suárez antes de que su esposa, Olga García, metiera baza. "Nací en Pulide, pero en el de Candamo, con 20 años pasé el Camino Real y vine a vivir al Pulide de Castrillón cuando me casé. Ahora, tenemos cuatro hijos, nueve nietos y dos biznietos. En aquella época teníamos el supermercado en casa. Había vacas, gallinas, conejos, patatas tomates... y hacíamos el pan en casa", afirmó.

Gabino Suárez explicó el nacimiento de la jira a la sierra de Pulide. "En el año 1982, se reparó la carretera y cambió la vida de los vecinos de Pulide. La comisión de fiestas de Pillarno nos propuso que colaboráramos en la organización de una fiesta de prau en la sierra y la primera fue el 15 de agosto de 1984. El 1989 ya empezamos a organizar la jira como se conoce ahora y, años después, la cambiamos al mes de junio. La hicimos siempre con la misma ilusión porque a Olga le gusta mucho la folixa", dijo. "No quiero terminar sin dar las gracias a nuestros hijos y nietos y decir que estamos muy orgullosos de ser de Castrillón y de Pulide", concluyó Olga García.

La asociación L'Alborcer-Banda de Gaitas de Castrillón aprovechó la comida campestre para entregar su premios anuales. La "Gaita de oro" fue para el cantante Joaquín Pixán y la "Flor de agua" para Cárnicas La Braña. Los miembros de la asociación y sus invitados dieron buena cuenta de una gran paella regada con sidra.

La asociación cultural "Güeyar y Trapiñar" cumplió con el tradicional concurso de empanadas al que se presentaron trece. Esta vez, los premios quedaron en el concejo. El galardón a la empanada más sabrosa fue para Manuel Saavedra de El Castro y el de la mejor presentada, para Rocío Muñiz, de Piedras Blancas. El presidente de la asociación, Fernando Lastra, destacó la alta participación y pidió que el concurso perdure con los años. Los socios de la entidad cocinaron en el parque un pulpo con "patatines" y dieron cuenta de varias cajas de sidra.

La bebida asturiana fue la protagonista de todas las mesas, como las dos que ocuparon los miembros de la asociación "Amigos de la petanca" de Castrillón. La Alcaldesa y los concejales de IU, así como muchos miembros de la coalición también se reunieron en torno a una mesa. Así como el PSOE que contó con la presencia del secretario de empleo y relaciones laborales de la Federación Socialista Asturiana (FSA), Fernando Prendes. En la sobremesa acudió además, el secretario de política municipal de la FSA y alcalde de Corvera, Iván Fernández.

La charanga "Ceda el paso", animó la comida y el grupo "Los Blues Probes" la sobremesa. La fiesta concluyó en la plaza de Europa con la verbena amenizada por "París de Noia" y "Jamaica Show" y los fuegos artificiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído