10 de julio de 2019
10.07.2019

Uno de los detenidos por la agresión de Piedras Blancas, a prisión preventiva

Ninguno de los cuatro arrestados reconoce haber propinado el golpe ni haber visto caer al suelo a la víctima, que se encuentra grave en el HUCA

10.07.2019 | 02:49

Prisión provisional comunicada y sin fianza. Esa es la medida cautelar que ha adoptado el Juzgado de primera instancia e instrucción número 5 de Avilés para F. B. R., uno de los cuatro detenidos por presuntamente agredir y no socorrer a un joven en las fiestas de Piedras Blancas (Castrillón) en la madrugada del sábado, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA (aquí puedes leer cómo fue la detención). Tanto la magistrada como la Fiscalía entienden que F. B. R., avilesino residente en Castrillón de 33 años, fue el presunto autor del golpe que causó importantes heridas a la víctima, que responde a las iniciales L. E. P. S. y que se encuentra ingresada en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Para los otros tres arrestados, la jueza ha decretado su puesta en libertad con cargos y una orden de alejamiento de 150 metros de la víctima. Ninguno de los cuatro investigados reconoció haber dado el golpe que ocasionó las importantes lesiones a la víctima. Todos coincidieron en que no vieron a la víctima caer al suelo.

Pese a que no hubo reconocimiento de autoría, la Fiscalía y la magistrada apuntan hacia F. B. R. después de que, tal y como asegura su abogado, dos testigos declarasen que el agresor era una persona de entre 1,60 y 1,70 metros de altura, con poco pelo y de complexión fuerte. Una descripción demasiado vaga a juicio del letrado, que en las próximas horas continuará intentando el levantamiento de la prisión provisional. Además, sostiene que su cliente no incurre en ninguno de los principios para aplicar esta medida preventiva, pues tiene arraigo en la localidad, carece de antecedes computables, no existe riesgo de fuga y no puede destruir pruebas. De momento, F. B. R. ya fue trasladado al centro penitenciario de Asturias.

Los otros tres detenidos quedaron en libertad con cargos. Tendrán la obligación de presentarse en el Juzgado dos veces al mes y no podrán estar a menos de 150 metros de la víctima. Por ahora, se mantienen los mismos cargos para los cuatro: dos delitos de lesiones -uno grave y otro leve- y otro de omisión de socorro. A partir de ahora, continuarán las investigaciones para tratar de esclarecer el asunto.

Los hechos investigados tuvieron lugar en la madrugada del sábado al viernes, en la plaza de Europa de Piedras Blancas, que se encontraba en plena celebración de fiestas locales. Fue entonces cuando, supuestamente y según testigos, F. B. R. y el resto de investigados (I. P. I., de 38 años, O. S. R. de 32 y A. S. G., de 33; todos ellos avilesinos) tuvieron una trifulca con L. E. P. S. y sus amigos. Presuntamente, uno de ellos propinó un golpe a L. E. P. S., avilesino de origen ecuatoriano de 31 años, que cayó desplomado.

El herido fue atendido in situ por un equipo médico contratado por el Ayuntamiento para reforzar la seguridad durante los festejos. Dada la aparente gravedad de las lesiones -sangraba abundantemente por un oído-, los facultativos decidieron trasladarlo al hospital San Agustín. En el centro sanitario, fue atendido por el personal de Urgencias, que logró, literalmente, salvarle la vida. Tras realizarle numerosas pruebas y estabilizarlo, los doctores decidieron trasladarlo al HUCA. Desde entonces, permanece en Oviedo ingresado en estado grave; si bien, no se teme por su vida. Según el letrado de uno de los acusados, la víctima se encontraba bajo los efectos de la droga y el alcohol en el momento del suceso. Fuentes que lo conocen le describen como un hombre agresivo y muy conflictivo.

Inicialmente, en el caso intervino la Policía Local. El asunto llegó a manos de la Guardia Civil a última hora de la tarde del sábado, más de 12 horas después de los hechos. A partir de entonces, el Instituto Armado realizó numerosas pesquisas, que acabaron con la detención de I. P. I., O. S. R. y F. B. R. Antes se había entregado A. S. G., que se personó por su propia voluntad y acompañado por su letrado, Javier Díaz Dapena, a las autoridades. Los cuatro fueron interrogados en el cuartel de la Guardia Civil, donde pasaron la noche. A primera hora de la mañana de ayer fueron puestos a disposición judicial. Tras declarar ante la juez, volvieron a ser llevados a dependencias de la Benemérita. Regresaron a los Juzgados de Marcos del Torniello a última hora de la tarde, donde la titular del Juzgado de primera instancia e instrucción número 5 de Avilés les dio a conocer las medidas preventivas adoptadas en consonancia con la Fiscalía. Los tres puestos en libertad abandonaron la sede judicial en compañía de familiares y allegados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Lo último Lo más leído