12 de julio de 2019
12.07.2019

"Era buen chaval", lloran los amigos del joven que se precipitó desde un octavo

El fallecido, de 31 años y gran aficionado al fútbol, estaba en el domicilio junto a sus padres

12.07.2019 | 02:45
Edificio del número 13 de la calle Severo Ochoa, desde el que se precipitó Jorge León.

Un joven de 31 años falleció ayer por la mañana tras precipitarse desde un octavo piso en el que residía junto a sus padres. El suceso ocurrió sobre las 10.30 horas en la confluencia de la calle Fernando Morán y la avenida de San Agustín, en el edificio número 13 de la calle Severo Ochoa. El joven falleció en el acto dado el fuerte impacto contra la acera, justo a la entrada de su portal. Los servicios de emergencia llegaron a los pocos minutos, sin embargo, solo pudieron certificar la muerte.

"Era un buen chaval y lo conocía todo el mundo", señalaron los amigos de la víctima. "No nos lo podemos creer", sollozaban algunos echándose las manos a la cabeza. Los padres de la víctima estaban en casa en el momento de la caída, pero no pudieron hacer nada por salvar la vida del joven avilesino.

Jorge León, apodado "Lion", era un joven muy sociable y con gran sentido del humor, recuerdan sus amistades, algunos en shock después de haber recibido la trágica noticia. León era aficionado al fútbol y más concretamente al Real Madrid y al Real Oviedo. Durante su etapa adolescente y juvenil, llegó a formar parte de algunos equipos de fútbol avilesinos como es el caso del Navarro y del Quirinal.

La caída, según las primeras hipótesis, se produjo de manera voluntaria y ocasionó un gran revuelo y consternación entre los vecinos de la zona. Varios amigos de la víctima no dudaron en acercarse al lugar de los hechos nada más conocer el alcance de la noticia. Estaban destrozados, se animaban unos a otros con besos y abrazos y no daban crédito a lo sucedido. También telefonearon a otros amigos y conocidos para relatarles la tragedia.

Tras la retirada del cadáver en la funeraria para practicar la pertinente autopsia, trabajadores del servicio de limpieza eliminaron con agua a presión los restos de sangre derivados del impacto que aún permanecían en la transitada calle avilesina. "Era un chaval muy atento y muy majo", señaló uno de los vecinos entre lamentos. Ese vecino, que presenció la caída cuando caminaba por la zona, apenas le salían las palabras. "Fue muy impactante, era un buen chaval", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído