31 de julio de 2019
31.07.2019
Nueve meses de zozobra en el sector asturiano del aluminio

El comité de Alcoa advierte de que si el coste de la luz no baja la venta será inútil

Los representantes de la plantilla han sido citados hoy en Madrid para comunicarles la decisión final sobre las fábricas de Avilés y La Coruña

31.07.2019 | 02:45
Participantes en la marcha a pie hasta Madrid organizada para reivindicar la continuidad productiva de la fábrica de Alcoa de Avilés.

Ha llegado el momento de la verdad: o venta o cierre. El futuro inmediato de la fábrica avilesina de Alcoa, con 320 empleos en juego, se desvelará hoy en Madrid. La compañía guarda un silencio sepulcral y los gobiernos central y autonómico lanzan mensajes tranquilizadores que alimentan la idea de que habrá venta, pero nada es aún oficial. Los representantes sindicales de la plantilla se decantan por pensar que la fábrica va a cambiar de dueño, pero esa creencia no deja de ser un pálpito y aunque se materialice avisan de que la hipotética venta no soluciona nada, sólo permite ganar tiempo para que él Gobierno cumpla con lo prometido y adopte medidas que abaraten el precio de la luz. "Sin eso, la venta a Parter será inútil, un mero cierre diferido", asevera el presidente del comité de empresa de la aluminera de San Balandrán, José Manuel Gómez de la Uz (CC OO).

Los sindicatos UGT y CC OO exigen una garantía de futuro para la fábrica de aluminio de Alcoa en Avilés a medio y corto plazo, así como la aprobación urgente del prometido estatuto electrointensivo para que la industria pesada de Asturias tenga precios competitivos de la luz. Ambas organizaciones salieron ayer a la palestra a escasas horas de que Alcoa comunique al comité de Alcoa y al Gobierno español su decisión final con respecto a la venta de las fábricas de aluminio de Avilés y La Coruña al fondo inversor suizo Parter.

La multinacional descubrirá sus cartas este mediodía, tras nueve meses y medio de tensiones, negociaciones y movilizaciones motivadas por el anuncio en octubre de 2018 de su intención de cerrar las plantas de Avilés y La Coruña por las pérdidas que le generan. A falta de confirmación oficial, la previsión es que la venta a Parter -que quedó pendiente de que el comprador entregase un aval de 27 millones de euros- se concrete hoy mismo; lo contrario sería una sorpresa.

El secretario general de CC OO de Asturias, José Manuel Zapico manifestó ayer que "vamos a pelear hasta las últimas consecuencias para que haya garantías de futuro para las plantas de Avilés y de La Coruña". Por su parte, el secretario general de UGT, Javier Fernández Lanero, reclamó un nuevo marco energético para la industria asturiana "porque el problema energético de esta comunidad es muy peculiar". Sobre Alcoa, el ugetista expresó su confianza en que "siga abierta, se cumpla lo pactado y pueda haber una empresa que la compre". Fernández Lanero recalcó la necesidad de que haya un gobierno central que "tome medidas para que la industria en Asturias no quede paralizada".

Los delegados sindicales en la fábrica de Alcoa de Avilés, Daniel Cuartas y Alberto Grijalbo, suman sus voces a la reivindicación unánime de abaratamiento de la luz y advierten de que si la venta cuaja, "hay que ponerse a trabajar al día siguiente para garantizar la competitividad energética".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook