02 de agosto de 2019
02.08.2019

Detienen a un conductor ebrio tras provocar cinco accidentes en Avilés y fugarse

La Policía Municipal localizó a las víctimas para que puedan personarse contra J. E. C. E., de 30 años, que pilotaba un BMW 320

02.08.2019 | 02:22
La calle Gutiérrez Herrero, donde tuvo lugar una de las colisiones.

Cinco accidentes en cuatro horas. Éste es el récord de dudoso prestigio que ayer batió J. E. C. E., un avilesino de 30 años que se dio a la fuga tras todas estas colisiones a bordo de su BMW 320. Cuando fue detenido por la Policía Local, casi cuadruplicaba la tasa máxima de alcoholemia.

Los agentes recibieron el primer aviso por parte de un vecino que fue la primera víctima del escurridizo conductor. Esta primera colisión fue leve y el afectado decidió no denunciar. De todos modos, los agentes, que tenían la descripción del coche, se lanzaron a la búsqueda.

La segunda pista para tratar de dar caza a este delincuente les llegó por teléfono. A las 13.50 horas. Un conductor alertaba de que un vehículo de idénticas características había chocado contra él en la calle Juan XXIII y se había esfumado.

Un cuarto de hora después, a las 14.05, el piloto descontrolado se cobró su tercera víctima. En esta ocasión en la calle Jardines y contra un autobús de línea. Lejos de parar, el conductor emprendió fuga hacia la calle Doctor Graíño.

Los agentes volvieron a tener noticias del infractor a las 14.25. Había vuelto a hacer la misma jugada: chocó contra una motocicleta en la calle Gutiérrez Herrero, tiró al motorista, que afortunadamente no sufrió lesiones, y volvió a pisar el acelerador a fondo para largarse.

Tras unos minutos sin más apercibimientos sobre las fechorías del díscolo conductor, los agentes se pusieron a vigilar la zona de Santa Apolonia, donde sabían que reside el conductor. A las 15.20 le dieron caza. Estaba rellenando un parte amistoso con otro conductor, del que también había intentado fugarse tras colisionar con él. En esta ocasión, la víctima le persiguió hasta darle caza y obligarle a parar. Fue a la altura del número 7 de esta misma calle.

De inmediato, los agentes le practicaron la prueba de alcoholemia, en la que dio positivo: 0,94 y 0,88 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. El conductor fue detenido y posteriormente puesto en libertad a la espera de un juicio rápido. La Policía Local ha localizado a los tres conductores de los que huyó el conductor para que puedan personarse contra él si así lo desean.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído