02 de agosto de 2019
02.08.2019

Las lonas de Alcoa se retiran, pero la inquietud permanece

Tras la venta a Parter, los vecinos de la comarca manifiestan su preocupación por la incertidumbre laboral de los trabajadores

02.08.2019 | 02:23
José Manuel de la Uz, de espaldas, inmortaliza con la cámara de su teléfono móvil el operativo de retirada de las lonas de "Alcoa no se cierra".

El Ayuntamiento de Avilés retiró en la mañana de ayer las dos grandes lonas con el lema "Alcoa no se cierra" que colgaban de la fachada del consistorio desde el mes de octubre del pasado año. Al acto asistió la alcaldesa de la ciudad, Mariví Monteserín, junto a varios concejales. "Por fin hemos podido retirar las pancartas que han servido para sensibilizar a la ciudadanía en estos meses. El problema está despejado, por lo menos, durante dos años. Esperemos que la solución se mantenga mucho más tiempo", declaró Monteserín a los medios allí presentes.

Las dos lonas, ahora, serán donadas a la Asociación Rey Pelayo para Personas con Discapacidad Intelectual de Avilés y Comarca. "Nos vienen muy bien. Vamos a utilizarlas para hacer un invernadero y como material para bolsos", comentó Alejandro Alonso, gerente de la asociación avilesina.

José Manuel de la Uz, presidente del comité de empresa de Alcoa, tampoco quiso faltar a la retirada de las lonas. Pese a la venta, se mostró cauteloso ante lo que pueda ocurrir con la planta en el futuro. "Los puestos de trabajo se van a mantener porque nosotros lo hemos negociado, no porque esta gente sea muy buena. Ahora bien, en el plazo de dos años tienen que ser capaces de asegurar un negocio sostenible", declaró.

Los vecinos avilesinos tampoco dan por finalizado el conflicto. "Los carteles estaban para hacer presión. Es normal que tras la venta los retiren, aunque Parter no deja de ser una solución temporal. Antes los trabajadores estaban indefinidos, ahora solo tienen dos años asegurados", comentó el avilesino José Rodríguez mientras observaba la retirada de las lonas. "Esto no llega a ser casi ni una solución, es prolongar la incertidumbre dos años más. Los recursos humanos, hoy en día, no son más que una pieza al servicio de las multinacionales, cuando antes eran la pieza clave", afirmó la castrillonense Lara Macía, notablemente preocupada por la situación de los trabajadores de Alcoa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook