04 de agosto de 2019
04.08.2019

Un incendio arrasa un almacén de palés en el polígono de Maqua: "Pasamos miedo"

Hasta 25 equipos de bomberos de toda Asturias participaron en la extinción del fuego, que provocó daños en el tendido eléctrico y un monte

04.08.2019 | 01:20
Un incendio arrasa un almacén de palés en el polígono de Maqua: "Pasamos miedo"
Un bombero, en plenas labores de extinción.

"Pensábamos que se iban a quemar todas las naves. Menudo miedo". Un incendio en una parcela utilizada una empresa para el almacenaje de palés a cielo abierto generó ayer gran expectación y hasta momentos de pánico en el polígono de Maqua. Las llamas no sólo afectaron a la maderera, sino que también "saltaron" al monte ubicado al otro lado de la carretera. Además, las instalaciones de Aleastur, Esalrod y Mármoles Cachorro, anejas al lugar de los hechos, tuvieron que ser refrigeradas por los Bomberos para evitar la propagación del fuego. Al cierre de esta edición, los Servicios de Emergencia todavía vigilaban la zona.

Según testigos, el fuego se desató pasadas las 10.00 horas. "Vimos una llamarada muy grande. Como si fuese de una explosión, por así decir. No se veía humo, sólo que estaba empezando a arder la madera", relataba Andrea de Andrés, trabajadora que dio el aviso a los Servicios de Emergencia y que ayer siguió la evolución del incendio "con mucha preocupación". "Tememos que el fuego se propague y termine por afectarnos. Es un riesgo muy grade. Pasamos miedo", reconoció, asustada, la empresaria de Pienso Mary y César, firma decana en el polígono. Hasta allí se desplazaron un total de 25 dotaciones de Bomberos llegadas desde Avilés, Pravia, La Morgal, Cangas del Narcea, San Martín del Rey Aurelio, Valdés y Mieres; que también contaron con la colaboraron de los servicios de extinción de Arcelor-Mittal. Asimismo, realizaron tareas de apoyo agentes de la Policía Local de Gozón y de la Guardia Civil.

Los primeros equipos de Bomberos que llegaron al polígono atacaron las llamas con agua, mientras un operario del Ayuntamiento de Gozón y un voluntario, cada uno a bordo de una retroexcavadora, se afanaba en alejar del foco del incendio un máquina trituradora de madera acechada por el fuego. "El depósito podía tener hasta 400 litros de combustible", aseguró luego Pedro Vizoso, encargado en el Grupo Costiña, firma donde se desencadenó el fuego y que también posee otra nave a escasos metros del lugar del incidente. Entretanto, las llamas no paraban de crecer. El viento cambiaba de dirección a su antojo y las velas de fuego, que sobrepasaban con creces los 4 metros, iban devorando todo lo que encontraba a su paso: palés, tendido eléctrico y postes de la luz sucumbían ante las llamas. Fue entonces, sobre las 13.15, cuando el incendio "saltó" los cuatro carriles de la carretera y comenzó a subir monte arriba. "¡Corred, corred, que se quema!", advertían con histerismo los testigos, mientras el caos se apoderaba por instantes de la zona, convertida en un trajín de vehículos cambiando de sitio y gente corriendo.

La rápida intervención de los Bomberos logró evitar que el incendio se propagase por la ladera. Además, un helicóptero de los Servicios de Emergencia realizó varias descargas de agua en la zona para evitar su reactivación. Antes de esto, los equipos de extinción habían tomado posiciones por el perímetro de la parcela afectada para proteger las empresas colindantes. Los Bomberos vertieron agua durante más de una hora sobre los depósitos de oxígeno líquido de Esalrod. Fuentes de Aleastur aseguraron que se habían registrado altas temperaturas por las llamas en sus instalaciones. El calor por la proximidad del fuego también hizo saltar la alarma en Mármoles Cachorro.

A medida que los palés almacenados se iban convirtiendo en cenizas, la intensidad de las llamas iba decreciendo. Por la tarde, la mayoría de los efectivos de Bomberos desplazados ya habían regresado a su base. Sólo un retén de los servicios de extinción se quedó en la zona para vigilar y seguir refrigerando el terreno, de unos 3.000 metros cuadrados.

Según el alcalde de Gozón, el socialista Jorge Rodríguez -siguió la intervención en primera línea-, el Ayuntamiento había requerido hace un par de meses al Grupo Costiña la adecentación de la parcela. Además, el regidor aseguró que el Principado concedió recientemente una subvención al Consistorio para ejecutar mejoras en el polígono.

Las llamas dejaron sin electricidad y teléfono a algunos vecinos de la zona. Además, en el entorno de Zeluán algunos residentes se quejaban que durante el día salía agua sucia del grifo. "El nerviosismo entre los vecinos fue creciendo según pasaban las horas y veíamos que seguían llegando efectivos de bomberos y las llamas no menguaban", reconoció ayer Agustín García, presidente de la asociación de vecinos de Laviana "Enlaze".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas