05 de agosto de 2019
05.08.2019

"Pudo haber sido una catástrofe", claman los empresarios por el incendio en Maqua

Las firmas afectadas analizan los daños y el Consistorio aguarda informes para comprobar si el almacén siniestrado cumplía la ley

05.08.2019 | 02:22
"Pudo haber sido una catástrofe", claman los empresarios por el incendio en Maqua

Un mar de cenizas. En eso se han convertido los 4.000 metros cúbicos de palés que ardieron el sábado en un impresionante incendio desatado en un almacén de palés del gozoniego polígono de Maqua. Pese a que del suelo gris y polvoriento aún seguía saliendo humo en la mañana de ayer, los Bomberos, que siguieron in situ la evolución del fuego durante las 24 horas posteriores a su origen, dieron por cerrado el suceso antes del mediodía. Ahora toca investigar cuál fue el desencadenante de las llamas y que las empresas más próximas al foco del incendio valoren los posibles daños. "Lo único positivo de esto es que sólo hubo que lamentar daños materiales. Ahora hay que analizar qué cosas se pueden mejorar en las infraestructuras del área industrial y ejecutarlas", aseguró ayer el alcalde de Gozón, el socialista Jorge Suárez. "Pudo haber sido una catástrofe. El susto fue tremendo", señaló uno de los empresarios del polígono.

Sólo el eficaz e incesante trabajo de los servicios de extinción lograron salvar de las llamas la nave de Mármoles Cachorro el sábado. El fuego amenazó durante buena parte de la mañana las instalaciones del negocio. Tanto, que hasta llegaron a arder unos matojos crecidos casi a las puertas de la empresa, la más cercana al almacén de palés del Grupo Costiña que fue pasto de las llamas. "Todavía no hemos podido valorar si hay o no daños. Esta mañana (por ayer) fuimos a la nave. Aparentemente no parece que haya deterioros, pero hemos preferido no arrancar la maquinaria por si el calor ocasionó alguna avería en el sistema eléctrico del edificio", explicaron ayer fuentes de la marmolería en la que durante el incendio llegó a saltar la alarma de altas temperaturas.

Las otras dos empresas que más de cerca vieron las llamas, que llegaron a superar los cuatrometros de altura, fueron Aleastur y Esalrod. Personal de ambas firmas estuvieron controlando durante todo el día de ayer que no se reactivase el fuego. Durante el sábado, los Bomberos centraron buena parte de sus esfuerzos en refrigerar con agua los depósitos de combustibles de ambas factorías, una tarea en la que también "ayudó" el canal de Maqua, que aisló las parcelas industriales como los fosos a las fortalezas medievales.

Ya con el fuego extinguido y a falta de conocer los detalles de su origen, el Alcalde de Gozón incidió en que se ejcutarán obras de mejora en el área industrial, unos trabajos que llevan años reclamando los empresarios "El polígono necesita inversiones y las vamos a hacer. No es algo que hayamos previsto ahora, tras el incendio; es una idea que mantenemos desde hace tiempo y para lo que contamos con una subvención del Principado", explicó sobre la ayuda de 40.000 euros que ya había anunciado a pie de incendio, y que se invertirán en mejorar la seguridad vial y dar un lavado de cara a la zona. Suárez eludió concretar esas mejores y posibles necesidades detectadas a raíz del incendio. Además, el regidor también confesó su idea de constituir un "Área de conservación", un órgano en el que estén representados empresarios y Consistorio para poder hablar con fluidez sobre las necesidades del polígono. En cuanto al expediente abierto al Grupo Costiña, por el que Gozón asegura que se requirió hace meses a la empresa la adecuación de la parcela en la que se desencadenó el incendio, Suárez prefirió ser cauto y esperar a los informes de los técnicos municipales. "Hay que repasar toda la documentación", apuntó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído