08 de agosto de 2019
08.08.2019
41.ª edición de los cursos de La Granda

Los científicos, al alcance de los universitarios

Los investigadores consagrados dejan constancia de la dificultad que suelen hallar para divulgar el conocimiento de forma eficaz

08.08.2019 | 02:38

La Granda hizo posible ayer que los científicos estuvieran al alcance de los universitarios; los ponentes del cuarto curso celebrado en el chalé de Arcelor-Mittal, dirigido por César Nombela, catedrático de Microbiología, y titulado "Oportunidades para la biomedicina en el desarrollo global: big data, nutrición y enfermedades de la pobreza", se dejaron entrevistar por una docena de alumnos de Biología de la Universidad de Oviedo. Los expertos admitieron que un problema de los investigadores es, precisamente, la divulgación de los resultados que obtienen.

En este sentido, Pedro Arcos, ligado al departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Oviedo, manifestó: "Uno de los retos que se nos plantean es que el conocimiento se traslade de forma rápida y se haga de forma accesible para obtener resultados de forma automática". Aunque, a juicio de Arcos, en lo que afecta a Salud Pública ya se ha producido un avance importante en la última década, a contar desde la crisis de Goma (Zaire) de 1994, cuando la tasa de mortalidad aumentó 50 veces en relación con la tasa de mortalidad de esa misma población antes de la emergencia, hasta la crisis de Sudán del Sur. "Ahora tenemos un sistema de estándares de vigilancia epidemiológica con un lenguaje común", precisó.

Científicos y universitarios disertaron también sobre el uso de las nuevas tecnologías para equiparar los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo en cuanto a biomedicina y nutrición. Hablaron asimismo de globalización. Arcos fue contundente: "El modelo de globalización que tenemos es depredador medioambiental y económicamente. El impacto medioambiental y humano de este modelo de globalización que tenemos es enorme", dijo, y puso como ejemplo paliativo los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Vicente Larraga, del Centro de Investigaciones Biológicas (CSIC), manifestó por su parte que "hay que ajustar las necesidades a los países". Y se centró en las vacunas, de las que dijo que tienen que ser, ante todo, útiles. Se explicó: "Una vacuna magnífica que aquí elimina una enfermedad y se tiene que aplicar en otro lugar, igual deja de ser tan buena. Imagínense que se suministra en tres dosis, y que cada una de esas dosis implica que una familia tenga que caminar unos 35 kilómetros con el niño hasta el centro de salud más próximo: la primera dosis la pone; la segunda, puede; y la tercera, no. Las vacunas tienen que estar hechas pensando en aquellos que las van a recibir y yo soy optimista, técnicamente se va a producir un avance muy importante utilizando la tecnología del ADN", concluyó. Nombela valoró en este sentido las investigaciones encaminadas a vacunas contra determinados tipos de cáncer. Días atrás, el director del curso propuso, en otro sentido, una reforma de las universidades que permita captar talento.

Hablaron también en La Granda del movimiento vegano y vegetariano, de la importancia de comer productos frescos y de temporada. En esto insistió Montaña Cámara, presidenta del comité científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. "No hace falta tener las despensas llenas, aquí es fácil encontrar todo tipo de productos cerca", subrayó.

Los científicos tampoco pasaron por alto los controles que afectan a los principales cultivos transgénicos, conocidos también como "organismos genéticamente modificados", muy especialmente la soja y el maíz. En este sentido, Teresa Robledo, del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, dijo: "No conozco un mundo más reglamentado que el de la seguridad alimentaria, que desde las crisis de 'vacas locas' de los años 90 se guía por criterios más garantistas que económicos".

El curso lo cerró el economista y presidente de la asociación organizadora de los cursos de La Granda, Juan Velarde, que lamentó no haber participado más activamente en el seminario dirigido por César Nombela por compromisos editoriales. Los universitarios, a su vez, agradecieron la confraternización con los científicos durante los últimos días. Y todos pusieron el acento en lo mismo: "Es de agradece un curso gratuito de este nivel".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído