12 de agosto de 2019
12.08.2019

El empresariado local, de luto por la muerte de José Luis, el mayor de los hermanos Vallina

El difunto, tercera generación de emprendedores cárnicos, presidió hace cinco años el consejo de administración de la empresa familiar

12.08.2019 | 02:09
Al fondo, asistentes al velatorio de José Luis Vallina.

El empresario José Luis Vallina Suárez, conocido dentro y fuera de la comarca como Pepe Vallina, falleció ayer a la edad de 83 años dejando viuda, María del Carmen Valdés Blanco, y cuatro hijos: Esperanza, Carlos, Carmen y Lucía Vallina Valdés. El nombre de Pepe Vallina se asocia indisolublemente a la firma cárnica Embutidos Vallina, una sociedad de corte familiar a la que el difunto dedicó todos los años de su vida en cooperación con sus hermanos, de los que ya solo quedan dos vivos: Conchita y Carlos. Se da el caso de que José Luis Vallina Suárez era el mayor de todos y por circunstancias de la vida había tenido que despedir años atrás a dos de ello: Esperanza y Prudencio.

Como buena empresa familiar, Embutidos Vallina tiene una sólida trayectoria hereditaria. José Luis Vallina Suárez formaba parte de la tercera generación de emprendedores. Fue su abuelo, el sierense José Vallina el que puso la primera piedra del negocio cárnico con un establecimiento en la plaza del Pescado, pero quienes definitivamente le dieron un impulso trascendente fueron los padres del finado, Carlos Vallina y Esperanza Suárez, quienes abrieron, después de un breve paso por el Carbayedo, una mítica carnicería en la calle Galiana y desde ella levantaron -luego con el apoyo de sus hijos- un imperio que ahora mismo se extiende a Galicia, el País Vasco, Castilla León y Madrid, da trabajo a cien personas y exporta parte de la producción al extranjero. El emblema de la casa es la humilde longaniza, un producto que los Vallina supieron elevar al grado de exquisitez.

José Luis Vallina Suárez nunca estuvo, técnicamente hablando, "retirado". Su generación dio el relevo a las siguientes, pero la pasión que tenía por la empresa le llevaba a visitar con frecuencia la fábrica (sita en La Cruz de Illas) y a estar al corriente de las novedades del negocio. El entierro de Pepe Vallina, cuyo cuerpo se vela en el tanatorio de Avilés, será esta tarde a las 17.00 horas en la iglesia de San Nicolás de Bari.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído