15 de agosto de 2019
15.08.2019

El Ayuntamiento dedicará más dinero a devolver deuda que a realizar inversiones

El gobierno del PSOE hizo valer su mayoría absoluta para aprobar un plan económico similar al que no pudo sacar adelante en enero

15.08.2019 | 01:50

Gozón cuenta por fin con presupuesto para este año, un plan en el que Ayuntamiento gastará de nuevo menos en inversiones que en aminorar la deuda: alrededor de 1.100.000 euros para obras y servicios y 200.000 euros más para operaciones financieras, a los que hay que sumar 600.000 euros más que se presume que el Ayuntamiento deberá pagar por sentencia judicial en el caso de las expropiaciones de Balbín. Se trata del mismo plan -con algunos ajustes- que trató de aprobarse el pasado mes de enero, pero que no salió adelante, con los votos en contra de la oposición -IU y PP- y sólo el gobierno del PSOE a favor. En la sesión plenaria de ayer se repitió la votación de los grupos, pero tras las elecciones municipales la mayoría absoluta socialista permite sacar el presupuesto adelante.

El gobierno ha cerrado las cuentas en 12.862.700 euros. Arancha Peláez, la edil de Hacienda, desgranó los gastos de este presupuesto: 4.715.113 euros a gastos en bienes corrientes; 4.206.902 a gastos de personal; 1.372.774,80 a la deuda; 1.102.738,10 a inversiones; y 883.831 a la mancomunidad y a subvenciones.

Ramón Artime, portavoz del PP, explicó que su partido se oponía a los presupuestos por la misma razón que en enero: "Hay un incremento brutal de los impuestos, especialmente del IBI. Además, esperamos que en el presupuesto de 2020 podamos aportar nuestras reivindicaciones". Concretamente, el gobierno local espera ingresar 5.415.400 euros en impuestos directos. Por su parte, IU también esgrimió la misma razón que hace meses. "No vamos a apoyar la privatización del alumbrado público ni de ningún otro servicio", señaló Ana Ruiz.

El PSOE aprobó, además, avanzar en los trámites del expediente abierto al convenio con el geriátrico de Luanco por la posible irregularidad al prorrogar la concesión aún antes de haberse hecho la obra, hace quince años. El PP pidió diálogo para solucionar el problema, además de advertir de la necesidad de una normativa para atribuir las camas de urgencia a las que tiene derecho el Ayuntamiento. "No se puede dar la cama hoy a un moro porque sí, sin acreditar la urgencia", afirmó Artime. IU también votó en contra "por las formas" aunque está de acuerdo con que se investigue la posible irregularidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook