15 de agosto de 2019
15.08.2019

El Principado solicita inspeccionar el geriátrico pirata de San Agustín

Derechos Sociales y Bienestar pide a un juez permiso para constatar si el piso en el que se aloja el asilo vinculado a La Fontana es ilegal

15.08.2019 | 01:50
El portal en el que se aloja el supuesto geriátrico pirata.

El Principado ha solicitado a un juez permiso para poder inspeccionar el supuesto geriátrico pirata habilitado en un piso de la avenida de San Agustín para comprobar si ese negocio, estrechamente relacionado con el geriátrico del Parche, constituye algún tipo de ilegalidad. A través de la Unidad de atención a las familia y mujer (UFAM), la Policía Nacional ha estado recabando pruebas para que el Gobierno regional pudiera sustanciar una intervención judicial.

El caso es considerado en fuentes oficiales como el último fleco para dar carpetazo al asunto del geriátrico La Fontana. Ese negocio fue clausurado por el Principado a principios de agosto de forma definitiva y a sus responsables se les retiró el permiso para cuidar mayores en Asturias por un caso de mala praxis cometido en marzo. También, sobre los gestores de La Fontana pesa una multa económica de 15.025 euros.

La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar puso la directa para operar, si procediese, contra el geriátrico pirata de San Agustín. No obstante, según los datos que maneja la Consejería encabezada ahora por Melania Álvarez, no hay datos de cuántos mayores hay en ese lugar. Ni siquiera tienen claro en el Principado si para cuando dispongan del permiso para poder inspeccionar el piso encontrarán algo allí. Las sospechas sobre la existencia de un geriátrico pirata en la avenida de San Agustín se remontan a mayo. El departamento, entonces encabezado por Pilar Valera tuvo noticias de su existencia tras una intervención de la Policía Nacional, tal y como adelantó en ese momento LA NUEVA ESPAÑA.

Los agentes fueron alertados por los vecinos, tras advertir que casi al tiempo de cerrar provisionalmente La Fontana a principios de abril, varios ancianos se afincaron allí. Los residentes alertaron de que en el interior del piso en el que está el supuesto geriátrico pirata se oían golpes y quejas de madrugada.

El Principado espera poder cerrar este caso pronto, si bien los gestores de La Fontana ya advirtieron de que plantarán batalla legal al Gobierno regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook