20 de agosto de 2019
20.08.2019

Reanudada la búsqueda de la joven que cayó al mar en Arnao mientras pescaba

La Guardia Civil todavía investiga las causas del suceso, que apuntan a un traicionero golpe de mar o a un desgraciado tropiezo

20.08.2019 | 11:06

El dispositivo de búsqueda de la mujer de 35 años que ayer cayó al agua mientras pescaba de madrugada en las proximidades de Arnao, en Castrillón, se ha reanudado esta mañana por mar y aire.

Al igual que ayer, a lo largo de la jornada se irán turnando los helicópteros de Bomberos de Asturias y de Salvamento Marítimo para rastrear desde el aire la zona comprendida entre los acantilados en los que se cayó la mujer y el Cabo Peñas.

Por mar, la búsqueda se centrará en la franja de litoral que hay desde Castrillón hasta el Cabo Negro, según informa el Servicio de Emergencias del Principado.

Al dispositivo de rastreo se ha sumado hoy también el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil que ha programado inmersiones durante la mañana en la zona por la que se vio caer a la mujer, en La Pica de Arnao.

Por tierra, el SEPA, además de al Jefe de Zona que se encuentra al frente del dispositivo, se han mantenido movilizados a bomberos de Avilés y Pravia y personal de la ERIE de Cruz Roja que también mantiene personal con una embarcación, Guardia Civil, Policía Local y personal del servicio de salvamento en playas con una moto acuática.

Una madrileña afincada en Luanco

El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias busca por tierra, mar y aire a Dévora Salas Blanco, vecina de Luanco, que cayó al mar mientras pescaba en la madrugada del lunes en los acantilados del Pical, en Arnao, junto a su pareja. La Guardia Civil todavía investiga las causas del suceso, que apuntan a un traicionero golpe de mar o a un desgraciado tropiezo. "Habían venido dos o tres veces ya, así que no les era del todo desconocido (el terreno). Estamos aquí para tratar de ayudar, porque es mejor que estar de brazos cruzados", señaló una amiga de la pareja, que miraba al mar desde la Peñona, en Salinas. "Es una mujer dicharachera y sobre todo una luchadora, especialmente por sus dos hijos -un niño y una niña-. Estamos consternados", destacó otro vecino de Luanco, que fue su jefe cuando trabajaba en un bar de la localidad. Natural de Torrejón de Ardoz, Dévora Salas lleva unos años en Luanco con sus hijos -su hija se encontraba estos días en Madrid-. Su familia tenía previsto viajar ayer a Asturias para seguir las tareas de búsqueda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook