03 de septiembre de 2019
03.09.2019

Definir el modelo de gestión de "Avilés Enseña" costará 15.000 euros

El presupuesto de La Curtidora asciende a 546.455 euros para 2020 y mantendrá el precio de los alquileres de naves y oficinas

03.09.2019 | 01:24

Definir el modelo de gestión del "Avilés Enseña", el proyecto de turismo idiomático del Ayuntamiento de Avilés, costará 15.000 euros. El consejo de administración de La Curtidora acordó ayer dar poderes a la gerente del centro de empresas, Ana Lamela, para contratar una asistencia técnica que tiene como objetivo concretar y estructurar las acciones necesarias para la puesta en marcha de la actividad, integrando la oferta académica, cultural, deportiva y de alojamiento. Esa asistencia técnica permitirá además, según fuentes municipales, definir el modelo de la entidad, su plan de marketing y el perfil del profesional que lo gestionará. El trabajo tendrá que estar concluido antes de que acabe el año.

La sociedad de desarrollo La Curtidora es la encargada de gestionar de forma directa el "Avilés Enseña". El concejo explorará con este proyecto un nuevo segmento turístico que ofrece la posibilidad de aprender español a partir de un programa educativo y formativo basado en el aprendizaje formal y multidisciplinar, así como en la inmersión lingüística en la ciudad y en las actividades culturales, deportivas y de ocio que en ella se desarrollan.

La Curtidora gestionará un presupuesto de 546.455 euros en 2020, año en el que celebrará su 25º. aniversario. Las cuentas reservan una partida específica para los actos que se organizarán por las bodas de plata del vivero empresarial.

El precio de los alquileres de las naves y oficinas, así como el de los servicios adicionales, se mantendrán congelados por quinto año consecutivo gracias a "el alto nivel de ocupación del centro". Está alquilado el 77% del espacio que se oferta (el 70% de las oficinas y el 93% de las naves).

En el consejo de administración de ayer, que presidió la alcaldesa Mariví Monteserín, se estrenaron los concejales Javier Vidal (Cs), Esther Llamazares (PP) y Tania González (CA). Vidal cree que "existe una falta de alternativas para el crecimiento de las empresas que ya están asentadas en el centro y que no encuentran suelo industrial para continuar su desarrollo". "El objetivo es que esas empresas que han iniciado su andadura en La Curtidora y que ya han alcanzado un volumen importante, sigan su trayectoria en nuestra comarca y no se vayan a otros lugares donde se les ofrecen mayores oportunidades de asentamiento", apuntó tras la reunión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído