05 de septiembre de 2019
05.09.2019

El niño herido en Corvera al caer una canasta "está bien", pero ingresado

El pequeño no tuvo que pasar por el quirófano pese al aparatoso corte en la pierna l Descartados fallos en el mobiliario

05.09.2019 | 02:01
La canasta caída en el parque Europa.

"Nuestro hijo está bien. Tiene una herida importante en la pierna y estará ingresado unos días en el Hospital San Agustín", señalaron ayer los padres del menor herido en una pierna al caerle encima una canasta de minibasket en el parque Europa de Las Vegas este martes. Tras ser atendido en el propio parque, el niño, de once años, fue trasladado al Hospital San Agustín para conocer el alcance del corte, que por su profundidad podría haber afectado a tendones o ligamentos, pero finalmente no tuvo que pasar por quirófano y la herida se cerró con puntos de sutura. Con todo, quedo en observación para ver cómo evoluciona.

En principio, se descartan fallos en el material o la instalación en la canasta que propició el accidente. Se trata de una canasta de minibasket pensada para niños menores de doce años, con una altura de unos dos metros y medio y sin el muelle que soporta el peso al realizar un mate.

El pequeño se encontraba jugando con amigos en el parque el martes hacia las 8 de la tarde, cuando su hermano mayor se colgó del aro y la canasta cayó sobre la pierna del niño, provocándole una herida profunda "que sangraba mucho", según los testigos del accidente. Una médica que se encontraba fuera de servicio fue la primera en acudir en ayuda de los padres -que también se encontraban en el parque corverano- para atender al menor. También se desplazaron al lugar un equipo sanitario del centro de salud, que está a apenas 300 metros del lugar del incidente. La ambulancia llegaría minutos después para practicar al niño las primeras curas in situ y trasladarle al hospital.

Desde el Ayuntamiento quisieron mostrar ayer el apoyo a la familia. "Deseamos su pronta recuperación", señaló el alcalde de Corvera, Iván Fernández. Los agentes desplazados al lugar investigan las razones por las que pudo caer la canasta, aunque en principio, no se han detectado fallos en los elementos de la canasta, que se desprendió de la base en la junta que la une al poste, pero tampoco llegó a romperse por completo, lo que hizo que el golpe fuera más leve que de haberse roto por completo. Otra de las circunstancias que hicieron que el pequeño no sufriera una lesión mayor fue que la canasta le dio de refilón. "Menos mal que no le cayó de lleno", comentaron testigos de lo sucedido en el parque Europa.

Una vez pasado el susto, el menor se recupera en el Hospital San Agustín, donde los servicios médicos están pendientes de que no haya ninguna complicación en la cura de la herida. Los servicios del Ayuntamiento procederán a retirar la canasta que quedó precintada tras el accidente de este martes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook