23 de septiembre de 2019
23.09.2019

El cierre al tráfico del entorno del Muelle agrada a los avilesinos: "Debe ser peatonal ya"

Decenas de familias disfrutan de actividades en las inmediaciones del parque: "Sin coches en este tramo nace un nuevo Avilés que mira a la ría"

23.09.2019 | 02:55

El parque del Muelle y su entorno fue ayer de las familias avilesinos, de decenas de padres con hijos y abuelos con nietos que decidieron participar en alguna de las muchas actividades programadas por el "día sin coches", una actividad enmarcada en el Semana Europea de la Movilidad y organizada por el Ayuntamiento de Avilés. El cierre al tráfico se llevó el aplauso vecinal: "Esta zona debe ser peatonal ya. Sin coches en este tramo nace un nuevo Avilés que mira a la ría". Precisamente este es el objetivo de la esperada reforma del parque público del Muelle, el primero que tuvo esa condición en Avilés, la bisagra llamada a unir Sabugo con el puerto deportivo. Lo de ayer fue un ensayo general. En el futuro -la obra se ejecutará el próximo año- los coches cederán sitio a los peatones, la habitabilidad de la zona verde se reforzará con un parque infantil y una cafetería y la superficie ajardinada crecerá y colonizará nuevos espacios.

Sandra Bartolomé y su hija Sara, de 4 años, participaron ayer en las actividades organizadas. "Está genial lo que han hecho", explicó mientras su hija se divertía jugando con otros niños en la plaza de Pedro Menéndez, donde habitualmente estacionan vehículos en zona azul. Roberto Rodríguez y su hijo Omar, de 8 años, también aplaudieron la iniciativa. Ambos, en bicicleta, esperaban su turno para participar en juegos sobre dos ruedas donde cualquier otro día aparcan taxis. María Jesús Pérez calificó el "día sin coches" de ayer y la futura reforma del entorno del parque del Muelle de "fantástica".

Antonio Fernández Fernández, sabuguero, consideró que ver la calle Emile Robin sin coches le parecía "raro". "Por una parte estoy de acuerdo con la mejora de esta zona, pero tienen que pensar bien dónde podrá aparcar la gente, porque los sitios no sobran", manifestó.

En la calle Emile Robin jugaban ayer precisamente un grupo de niños una partida de ajedrez. "Organizar esta actividad y presentarnos de esta forma como va a quedar el parque del Muelle ha sido una buena idea. Sería genial que se peatonalizara esta zona porque el parque es un sitio magnífico con accesos al paseo de la ría y al Centro Niemeyer. Es un lugar maravilloso para los niños y las familias", dijo Diana Mejías, que participó en el "día sin coches" con su familia y unos amigos.

Xana Arias, con sus hijos Teo y Nikole, de 6 y8 años, también valoró la iniciativa : "El futuro de Avilés tiene que ser sostenible". Arias, aunque avilesina, reside en Bilbao. Esta ciudad, dijo, le recuerda a Avilés. "Pero para que Avilés se transforme como lo ha hecho la capital vizcaína hace falta que lluevan millones", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído