09 de octubre de 2019
09.10.2019

Asaltan dos casas de Luanco y roban joyas en una y una tablet en la otra

La Guardia Civil investiga las sustracciones, ocurridas el pasado sábado por la noche, cuando los residentes estaban fuera de las viviendas

09.10.2019 | 02:43
Viviendas unifamiliares en el entronque entre la calle La Cuesta e Isabel Bosquet.

Los cacos han vuelto a demostrar que aprovechan la más mínima oportunidad para actuar. En esta ocasión, la ausencia de los residentes de dos casas en Luanco animó a los ladrones para acceder a ellas durante la noche del pasado 5 de octubre. Sustrajeron joyas de una de las dos viviendas y de la otra, consiguieron llevarse una tableta electrónica. Los afectados han denunciado los hechos ante la Guardia Civil, que ha iniciado una investigación para dar con el paradero de los asaltantes. Las viviendas unifamiliares afectadas están situadas en las proximidades de la calle La Cuesta y, por lo tanto, cercanas a la avenida del Gayo.

Según las primeras investigaciones, los ladrones emplearon el mismo "modus operandi" en los dos asaltos. Primero, saltaron el perímetro cerrado de una de las viviendas unifamiliares y entraron por su acceso de la planta baja. Después, se llevaron varias joyas cuyo valor aún está pendiente de peritar. En la otra vivienda, se hicieron con un aparato electrónico, cuyo precio oscila, aproximadamente, entre los 200 y 1.000 euros, según el valor del mercado. Los ladrones intentaron además hallar más objetos de valor en ambas viviendas porque los dueños, al regresar, observaron que estaba todo desordenado.

Según las hipótesis que baraja la Guardia Civil, los cacos entraron entre las 20.00 y las 22.00 horas del sábado, aprovechando la ausencia de los residentes de las viviendas. Vecinos consultados por este periódico no recordaban sustracciones en esa zona de casas unifamiliares de la capital gozoniega, que tildaron de "habitualmente tranquila".

Uno de los últimos robos similares registrados en el concejo ocurrió el 30 de marzo de 2018 en dos viviendas de la parroquia de Viodo. En aquella ocasión, la Guardia Civil consiguió detener al ladrón que, tras perpetrar el delito, huyó del lugar y sufrió un accidente de coche. Aún así, antes le había dado tiempo a sustraer 3.200 euros y varias joyas, como anillos, una pulsera, una cadena y una medalla de oro. Aquellos robos ocurrieron también poco antes de la noche. En aquella ocasión, el autor de los hechos rompió los cristales de puertas y ventanas para acceder al interior de las casas. El caco fue avistado en el interior de una de las viviendas por su propietaria antes de que emprendiera su huida en coche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook