19 de octubre de 2019
19.10.2019
CORVERA

Condenan a cuatro meses de prisión a un joven por agredir a un guardia civil

Jorge B. B., vecino de Cancienes, fue acusado por los delitos de lesiones y atentado y deberá indemnizar al comandante de la Benemérita con 1.963 euros

19.10.2019 | 01:06
Jorge B. B., durante un juicio en Avilés.

Jorge B. B. ha sido condenado por el juzgado de lo Penal número 2 de Avilés a cuatro meses de prisión y sesenta días de trabajo en beneficio de la comunidad por agredir al comandante de la Guardia Civil de Cancienes (Corvera).

La "joya" de Cancienes, como se conoce popularmente al joven, que acumula numerosos delitos en su historial, ha sido condenado en esta ocasión por atentado y lesiones, delitos en los que se han apreciado atenuantes de reparación del daño y drogadicción, solicitadas por su abogado defensor, Iván Cortina, que ayer se mostraba satisfecho con la sentencia, la cual no es firme, por lo que se puede interponer recurso de apelación. Una opción que no baraja, aceptando la condena, por la cual se pedía en un primer momento un año y nueve meses por los delitos de atentado y otro año y nueve meses más por las lesiones, quedando cada una de ellas en dos meses.

A ello se suma una indemnización al comandante de la Guardia Civil de Cancienes por un importe de 1.963 euros, ya que también ejercitó la acusación particular en la causa, por los días en los que se encontró de baja por incapacidad y por las secuelas producidas por las lesiones, consistentes en traumatismo craneoencefálico, contusión lumbar y cervicalgia, de las cuales tardó 31 días en curar, 11 de ellos impeditivos para el ejercicio de sus ocupaciones habituales.

La agresión se produjo el 24 de abril de 2018, cuando Jorge B. B. se encontraba en Cancienes junto a un amigo esperando en una parada de autobús que cubría la línea Oviedo-Avilés; entonces, fue reconocido por el comandante, en ese momento fuera de servicio. El Guardia Civil siguió el autobús hasta la parada de Los Campos, donde accedió a su interior para detener a Jorge B. B., que reaccionó de forma violenta propinándole "diversos puñetazos y patadas", como especifica el juez en la sentencia. La "joya" de Cancienes optó en ese momento por sacar del vehículo al agente, al que propinó una patada en su cabeza una vez se encontraba en la acera. Todo ello bajo efectos de adicción a la cocaína, heroína, benzodiacepinas, derivados del cannabis y alcohol.

De lo que sí ha quedado absuelto Jorge B. B. es de la acusación del delito leve de lesiones que le imputaba el conductor del autobús, la cual ejercitaba la acusación particular, al estimar que no quedó acreditado que también fuera agredido por el acusado al intentar separar al agente del agresor. A su vez, el amigo del agresor, el cual le acompañaba en todo momento, también quedó absuelto al entender el juez que no estaba probada su participación en los hechos de los cuales estaba imputado. Actualmente, Jorge B. B. se encuentra cumpliendo condena en Villabona, pendiente de más juicios por robo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook