09 de noviembre de 2019
09.11.2019

El barco donde resultó herido un pescador en Luarca tenía fallos

La defensa de los patrones acusados insiste en que no hay medida estándar para la superficie

09.11.2019 | 01:35

La plataforma desde la que un marinero gallego se precipitó hasta la cubierta de un pesquero que faenaba en Luarca en febrero de 2015 era "insuficiente", y el casco, que llevaba en el momento del suceso el herido, estaba homologado, aunque era "ineficaz". Así lo aseguraron los peritos que investigaron el caso ayer en la segunda sesión del juicio en el que La Fiscalía solicita penas de dos y medio de prisión e inhabilitación para los patrones del buque de La Coruña en el que se produjo el accidente. Presuntamente, la víctima, el contramaestre del barco, fue golpeado por el salabardo -la red de pesca que se sumerge y levanta mecánicamente- cayendo a la cubierta y sufriendo heridas graves.

Si bien, el barco cumplía con todos los requisitos de seguridad. Y, aunque en los informes de seguridad hechos previamente al accidente, se atisbaba que la plataforma por la que se precipitó la víctima podría ser pequeña, esta deficiencia fue considerada como "tolerable". Es decir, no habría que modificar la plataforma, a pesar de que después del accidente se le aumentó el tamaño.

En la sesión de ayer declararon los peritos que inspeccionaron el barco tras el accidente y un tercero solicitado por la defensa de los acusados. El primero de ellos afirmó que la plataforma en la que se realizó la maniobra "era insuficiente". Y que, aunque el herido llevaba el casco, este "no era eficaz". La segunda perita siguió la misma línea. Era una inspectora de trabajo que afirmó no ser una experta en la materia.

La defensa basó su estrategia en que el barco cumplía los requisitos de seguridad y afirmaron que no hay ninguna norma que dicte que la plataforma desde la que se precipitó el herido deba tener unas medidas concretas. Trataron de demostrar que si esta fuera de mayor tamaño podría ser contraproducente en caso de mala mar. Su perito afirmó que el día del accidente la climatología era la "adecuada" y que el esfuerzo físico que pudo motivar en la caída "no era desmesurado" ni que tampoco las condiciones del mar en ese momento fueran de "inestabilidad". La Fiscalía mantuvo las penas de prisión de dos y medio y la inhabilitación de los acusados. La defensa pidió la libre absolución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído