10 de noviembre de 2019
10.11.2019

El coche eléctrico tardará más de 15 años en consolidarse, creen los vendedores

Los compradores buscan vehículos usados diésel y de gasolina, dicen los expositores del Salón Stock Auto, que se despide hoy en La Magdalena

10.11.2019 | 01:20
Visitantes, ayer, en la Feria Stock Auto.

El coche eléctrico tardará más de quince años en consolidarse, creen los vendedores que participan en el Salón Stock Auto que permanecerá abierto hasta las 21.00 horas de hoy en el pabellón de exposiciones de La Magdalena. La mayoría de los consultados coincide en que los compradores, por lo general, buscan vehículos usados diésel y de gasolina, coches de transición hasta que se despeje el futuro de la movilidad eléctrica.

"Los clientes empiezan a preguntar por los coches híbridos y por los eléctricos poco a poco, pero todavía se resisten a comprar porque saben que no hay mucha infraestructura", apuntó Jonathan Rojas. "No son coches competitivos en el mercado ahora mismo, lo serán a medio y largo plazo. No lo son ni en precio, ni en autonomía ni en tiempo de compostaje. Con las mismas prestaciones, valen el doble. El cliente aún no acude a pedir coche eléctrico en el sector usado. El coche eléctrico va a estar en el mercado, pero dentro de más de diez o quince años", señaló José Manuel Alonso.

Según Bernabé Martín, "la gente empieza a tener inquietudes sobre los vehículos eléctricos, pero hay mucho desconocimiento". Para que este tipo de movilidad sea la protagonista, añadió "queda mucho camino por recorrer en puntos de carga, precio y autonomía".

"El consumidor pregunta muy poco por este tipo de vehículos. Buscan un coche medio, barato y de gasolina y, a poder ser, con mucho equipamiento. Lo que más se vende es el coche compacto del segmento C, de entre 10.000 y 18.000 euros. Los híbridos cuestan a partir de 24.000 y 25.000", explicó Daniel López.

Los visitantes pueden encontrar en Stock Auto un amplio abanico de vehículos, modelos actuales, novedades en vehículo nuevo y exclusivos, kilómetro cero, seminuevos y de ocasión. Entre las atracciones de la feria de La Magdalena destaca un simulador de vuelcos, situado en la planta baja, que probaron ayer en la visita institucional la alcaldesa, Mariví Monteserín, y la portavoz de Ciudadanos, Carmen Pérez Soberón. El simulador reproduce el vuelco de un turismo a diez kilómetros por hora y permite sentir las inercias que se producen en caso de accidente. "Notas la seguridad del cinturón, merece la pena probarlo", apuntó Monteserín. El salón acoge hoy la Exposición de coches clásicos que rinde homenaje a su promotor, Eduardo Manso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído