10 de noviembre de 2019
10.11.2019

Los exalumnos del Carreño galardonados: "El nivel de los docentes es enorme"

La fiesta de exestudiantes y exprofesores del instituto junta a más de 150 personas l "Casi todo Avilés pasó por el centro", dicen los organizadores

10.11.2019 | 01:20
Bernardino Alonso; María José Álvarez; Emilio Hernández; Loli Menéndez; Amado González Hevia, "Favila"; María Rodríguez; Laura Rodríguez; Vicente Santarúa, y Pedro Fidalgo, ayer, en la fiesta de los antiguos alumnos del Carreño Miranda.

Pedro Fidalgo, María Rodríguez, Laura Rodríguez y fueron los tres exalumnos que recibieron ayer "muy honrados" el reconocimiento de la asociación los antiguos alumnos del IES Carreño Miranda. Y es que consideraron los tres que sus galardones son prueba de que "el nivel de los docentes es enorme", en palabras del primero de los tres, con premio en el Grado de Minas e Ingeniería Civil. "Es un honor más gratificante incluso que el premio de fin de carrera", apostilló Laura Rodríguez, que ahora estudia las oposiciones a Secundaria. "Es un premio que te dan en casa", apuntó María Rodríguez, vinculada al colectivo de antiguos alumnos.

Los tres exalumnos no fueron los únicos homenajeados en la fiesta a la que acudieron "más de 150 personas". Bernardino Alonso, que es el presidente de la asociación, señaló: "Casi todo Avilés pasó por el centro y queremos acordarnos de todos".

Tres nombres propios del arte avilesino también pasaron por las aulas del instituto: el tenor Emilio Hernández, que fue alumno en los setenta; el pintor Amado González Hevia, Favila, que terminó en los ochenta y el escultor Vicente Santarúa, que dio clase de dibujo "a ni se sabe cuánta gente". El autor del monumento a Manolo Preciado destacó hace cinco años se subió a la ola de los homenajes. "En un mes llevo dos", bromeó.

Loli Menéndez Conde recibió el reconocimiento a su marido, el fallecido profesor de Historia Evaristo Álvarez Casariego. "La asociación hace una labor estupenda reuniéndonos una vez al año. Mi marido dio clase durante toda su vida. Estoy muy agradecida", destacó.

El encuentro de alumnos, exalumnos, profesores y exprofesores sirvió para hacer memoria, para sacar nombres perdido en las biografías de todos cuantos han pasado por el histórico centro. "Empecé a cantar con el coro del instituto, el que dirigía Manuel Lajara. Mi padre me llevó por primera vez a un concierto lírico: de Pixán, también en el Carreño", apuntó Hernández.

"Me hace una ilusión muy grande porque se acuerdan de mí y lo hacen también con este banquillo", dijo María José Álvarez, profesora de Inglés entre 1992 y 2014, señalando al resto de los homenajeados de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído